Cerrar los ojos, relajarse, poner la mente en blanco y respirar profundo, es un deseo genuino que muchos tenemos, aunque con el estrés del día a día es difícil de lograr. Hablar de un estado de relajación no necesariamente significa acudir a santuarios o retiros espirituales. En ocasiones, visitar lugares hermosos que te llenen de paz, donde puedas disfrutar de cada rincón y que al final del día te sientas tranquilo, relajado y descansado es más que suficiente.

MARRUECOS, ÁFRICA

Este vibrante y colorido destino situado al norte de África te sorprenderá por sus calles rodeadas de murallas y torres, así como laberintos y callejones que comparten jardines, mezquitas (centros de culto), madrazas (escuelas) y zocos (mercados tradicionales). Marruecos, además, ofrece una experiencia genuina de campamento nocturno en el desierto, rodeado de kilómetros de arena, donde el silencio es ensordecedor, convirtiéndolo en el principal motivador para reflexionar.
Puedes relajarte con el aroma y sabor del tradicional té de menta, que las personas locales ofrecen en señal de hospitalidad a los extranjeros, mientras te acercas a alguna de las hermosas mezquitas; lugares de culto donde pondrás respirar y relajarte con sus muros decorados con tallas geométricas, flores y caligrafía islámica.

MACHU PICCHU, PERÚ

Uno de los puntos energéticos más poderosos de la tierra, Machu Picchu, sitio donde cruzan Líneas de Ley, que corresponden a puntos altos de energía con carga eléctrica. Estos puntos de vibración más altos, son sagrados en el mundo y apreciados por los habitantes. Considerada como una de las 7 Maravillas del Mundo más visitadas, sus hermosas construcciones a base de piedras te asombrarán, mientras te llenas de energía recorriendo el lugar hasta llegar a la ladera del cerro, a orillas del rio Vilcanota, así como la amplia variedad gastronómica que distingue a la región.

PROVENZA y COSTA AZUL, FRANCIA

Ahora bien, si prefieres un destino con tintes románticos para viajar en pareja, Provenza es el lugar ideal. Ubicada en el sur de Francia, es la ciudad perfecta para respirar y relajarte, pero también para hacer actividades revitalizantes que te inspiren y te llenen de energía. En este lugar hay muchos hoteles boutique, restaurantes pequeños y tranquilos. En muchos sitios practican actividades de yoga y meditación; sobre todo en parques y jardines de la zona, donde los mismos lugareños te invitarán a integrarte a la actividad.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: