José Rodolfo Castro

Fotó:El  Informador

Alguna vez Roberto Orozco, afamado comerciante tapatío, propietario del slogan “yo conozco compro con Orozco, y de la tienda que se especializaba en vender ropa de mezclilla, localizada por avenida Juárez, esquina Enrique González Martínez, con anuncio de neón que brincaba por espectacular, entre la competencia de aquella contaminación visual de los años 1960-1970, confió que la construcción del proyecto Plaza del Sol, inició en el decenio de los años 1960, con comerciantes del Centro Histórico de Guadalajara.
Con energía, inauguran en 1969 el primer centro comercial con estas características en Latinoamérica. Plaza del Sol, llamada así por el tradicional punto de reunión de los tapatíos, la Plaza de Armas, y sol, por la colonia Ciudad del Sol, que se localiza a un costado del inmueble. Ponerle plaza, a Plaza del Sol, fue copiado por siguientes centros comerciales de la ciudad y del país: Plaza Patria, Plaza México, Plaza Universidad, Plaza Satélite, etcétera.
Sin embargo a finales de los años 1970, la energía de los visionarios empresarios tapatíos, inició su descenso, lo que provocó, con tristeza, que varias marcas emblemáticas tapatías que construyeron Plaza del Sol, empezaran a vender, la siguiente generación no empujó, y Maxi, la tienda de autoservicio que contaba con varias sucursales por la ciudad, pasó a ser propiedad de Gigante. Hemuda, otra exitosa cadena de tiendas de autoservicio, también pasó a ser propiedad de Gigante, que años después fue comprada por Soriana. Droguerías Levy la compró Farmacias Benavides.
Los 12 fundadores de Plaza del Sol, y sus tiendas, las más importantes: Alfredo Dau, de Tiendas La Muñeca; Angel Franco, de Almacenes Franco; Roberto Orozco, de Almacenes Roberto Orozco; señor Sarquis, de Almacenes Cadena; Isaac Varón, de Boneterías Varón; Alfonso Chalita, de Tiendas Chalita; René Baruqui, de Casa Baruqui, Leopoldo Amatuio, de Ferreterías Calzada; Carlos Vachez, de Fábricas de Francia: los señores Levy y su representante Ricardo Montaño, de Droguerías Levy; Miguel Moragrega y sus hermanos Luis y Manuel, de Almacenes Maxi.
Plaza del Sol, polo comercial que impulsó el inmenso crecimiento de Guadalajara, se mantiene vigente, es punto de referencia, un aparador con una constante, presentar la vocación empresarial de los jaliscienses, como hoy también lo hace la Expo Guadalajara, inaugurada en el decenio de los años 1980, por ejemplo.

Hemuda, dirigida por Antonio Hemuda Debs, quien falleció el viernes 5 de octubre de 2012 a la edad de 84 años, perteneció a ese grupo selecto de empresarios, una generación notable de los principales impulsores del desarrollo en Guadalajara, en Jalisco.
Antonio Hemuda Debs, “logró convocar a los más importantes comerciantes de la región para construir y fundar en 1974 Plaza Patria, considerado un hito en el desarrollo comercial e inmobiliario, que se convirtió en el primer centro comercial techado de América Latina y albergó inicialmente a más de 170 establecimientos”, citó El Informador.
Algunas de las instituciones emblemáticas que aún continúan en propiedad de tapatíos: Farmacias Guadalajara, el diario El Informador, el equipo de futbol Chivas, la Universidad Autónoma de Guadalajara, Ondas de la Alegría, panadería El Panque, Ferretería Calzada, entre otras.
Antonio Hemuda Debs, su amor a Guadalajara lo expresó de la siguiente forma: “Es un hecho que los tapatíos que coincidimos en este tiempo compartimos un conjunto de valores que dan significación al trabajo, al mismo tiempo que alientan nuestro deseo de emprender… una ciudad laboriosa en donde la familia tiene prioridad y se trabaja para y por el hogar… una ciudad que conserva las cualidades del trato humano y demuestra que para progresar no es requisito someterse a una vida urgente y áspera.

“Vivir para otros no es solamente una ley del deber, sino ley de felicidad”.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: