Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com
El alemán Bodgan Krawalski (SSDSS), pertenece a la disquera Kumbale, sello que fundó con el mexicano René Gámez, ambos se han encargado de hacer las fiestas llamadas Esperanza, que se realizan en Berlín, llevando todo el sabor de la música electrónica latina, mezclado un montón de ritmos tradicionales de diferentes regiones del mundo, creativa y locamente con música electrónica y digital, como son el tech, house, dub, elektro, dubstep, trap, baile funk, afrotech, tribaltech, bass, etcétera. Como proyecto se han enfocado en los ritmos más cadenciosos y movidos para satisfacer las necesidad de un público global o internacional, esto es lo que se denomina global bass, y esta temática está creciendo a nivel internacional, pero en Europa está llenando las pistas de baile. Bodgan y  Stan de Budapest (MRBL), platicaron un poco de su experiencia y proyectos que muestran al mundo.
–¿Cómo explica su concepto musical?
–Tropical Oscuro es lo que yo hago y el estilo tropical bass, también hago música con influencias del medio oeste, africana y algo de la música brasileña.
–¿Cómo ve la industria musical?
–Es muy cambiante… ya cambió a lo largo del tiempo en mi opinión, porque anteriormente solo estaba la música local pero el mercado se ha abierto gratis al Internet y ha cambiado la industria musical, porque hay muchas bandas y nuevos estilos disponibles a los que la gente pueda acceder. Puedes encontrar lo que quieras, hay muchas opciones para todos.
–¿Su carrera musical?
–Comencé a utilizar tutoriales en You Tube para ver cómo crear música y tardé dos años en encontrar mi propio estilo, solo hacía música para mí y la reproducía en mi iPod, pero mis amigos me convencieron
que lo subiera a Internet y pues ahí está en soundcloud y varios productores me encontraron, así es como comencé a adentrarme en esto. Conocí mucha gente y pues ahora estoy aquí.
–¿Primera vez en México?
–Sí, iniciamos en la Costa Este y vamos luego hacia el Pacífico, a Sayulita. Para mi, es muy interesante, porque es una experiencia intensa estar aquí, ya que es mi primera vez fuera de Europa y es diferente pero genial. Todos los lugares son diferentes pero la gente es amable y cool en todos ellos. La gente ama bailar y eso es muy bueno.
–¿Su concepto musical?
–Mi concepto es hacer mezclas, tech-house, trato de hacer música con influencias étnicas y no el típico techno-house, trato de hacer música más colorida, más brillante para que la gente pueda bailar, jóvenes y viejos. Mezclo también el swing,
tropical y techno-house, ese es el concepto.
–¿Esperanza?
–El nombre es para hacer algo nuevo y fresco y estaba tocando en mi casa con mi programa junto con mi compañero René, y decidimos hacer algo nuevo para la gente, y cuando a la gente le gusta te da una buena
vibra y energía para seguir haciendo música. Algo nuevo y fresco eso es Esperanza.
–¿Le gusta Guadalajara?
–Claro, llegamos hace cuatro horas y es chistoso, porque empezamos en Tulum, Mérida Ciudad de México y luego Guadalajara… la pasamos genial en Mérida.
–¿El sonido tropical está en auge en Europa?
–No es algo nuevo, no sé cuándo inició, pero apenas está surgiendo. Antes las bandas eran más pequeñas y poco conocidas, pero ahora el movimiento está creciendo.
–¿Háblenos sobre sus nuevas creaciones?
–Soy DJ, y actualmente
estoy haciendo nuevas mezclas; la temporada de festivales se acerca en Alemania, tocaremos en varios festivales. Mi próximo proyecto es hacer techno-house con unos amigos violinistas profesionales.
–¿Tocarán en nuevos festivales?
–No sé los nombres de los festivales aún, pero sí tocaremos en muchos en Europa. La escena tropical en cada país es diferente, por ejemplo, en Europa hay mucha gente que lo apoya. En España son muy grandes esos movimientos de la escena tropical.