Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com

El cantante multidisciplinario, Bruno Mars, regresó por segunda ocasión en cinco años a México y por vez primera a Zapopan en el estadio Akron, para romper la maldición de los masivos en la ciudad, reunió a 47 mil asistentes, por lo que desde tempranas horas ya se hacían largas filas y un tráfico pesado.

Bebe Rexha, fue la encargada de abrir el concierto de Bruno Mars, quien a esa hora ya tenía más de 20 mil personas enfrente. La de Nueva  York se ha hecho popular por sus colaboraciones con Nicki Minaj, G- Eazy y Martin Garrix.

Nick Jonas, salió a escena a las 8 de la noche, con el estadio lleno a sus pies, el griterío era ensordecedor, el ex Jonas Brothers causó nostalgia de sus seguidores  y alegría de los nuevos por su producción individual, Last Year Was Complicated.

Con 10 minutos de retraso de acuerdo a lo anunciado para comenzar el show de Bruno Mars, un océano de gritos se adueñaron del estadio. “Finesse” levantó el telón y dio la bienvenida a los miles, con Mars y su equipo de músicos y bailarines al ritmo del electro funk. “24 K Magic”, continuó con una seguidilla de pirotécnicos.
La producción de la gira mundial de 24 K Magic, homónimo de su material de promoción, vino en 89% de su totalidad, además de presentar algunas adecuaciones para estadios. Esta producción mostraba una secuencia de luces que se movían de lugar, una pantalla central de 5 por 12 metros, pero la idea central de la producción era sentirnos en espectáculo de The Temptations en algún casino de Las Vegas a principio de la década de 1980.
Bruno, dejó en claro que es un profesional, dejó la misma calidad en el escenario que en sus fechas en Estados Unidos, plasmó sus influencias de pasos como James Brown y Elvis Presley. El evento estuvo cargado de demasiado soul y funk con una poderosa y estruendosa banda de primer nivel que lo acompaña desde hace 8 años.
El recital tuvo una duración de una hora con treinta minutos, interpretó todos los hits en sus tres materiales de estudio, cerró con “Uptown Funk”. Al finalizar el espectáculo, el caos se generó alrededor del inmueble, tráfico de hasta dos horas, no se contó con sistema de camiones y los operativos viales fueron mal planteados. (Comentarios: hectorcastro@cientounorevista.com).

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: