Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com

En sus inicios querían representar una mexicanidad inspirada en Veracruz, sus atuendos de manta, su música prácticamente sin instrumentos eléctricos, un concepto que iría desapareciendo paulatinamente en sus siguientes producciones, para convertirse en la chilanga banda por excelencia.
Bajo la mano del productor argentino Gustavo Santaolalla en 1992, el disco homónimo de la agrupación, fue ese cambio y sonido característico que ha representado a los de Satélite, Ciudad de México.
Se presentaron en pequeños clubes y cafecitos a principio de los años 1990, como la Peña Cuicacalli, foro cultural tapatío que estaba ubicado en Niños Héroes casi esquina con Chapultepec, y el que desde 2003 es solo escombros. Luego dieron el salto al Roxy, lugar que ahora se está remodelando y escenario, se cuenta, fueron las mejores presentaciones de Café Tacvba.


Al principio de su carrera se llamaron Alicia ya no vive aquí, en tributo al director Martin Scorsese y su película del mismo nombre. La mayoría de las producciones realizadas por la banda en esa época fueron influenciadas por música anglosajona, al estilo de The Cure y Def Leppard. Posteriormente tomaron su nombre de un conocido café del Centro Histórico de Ciudad de México, Café de Tacuba, llamado así por su ubicación en la calle del mismo nombre. Previendo disputas legales con el restaurante, el grupo eligió reemplazar la letra u por la v. Después de dar una gran gira por todo México y conocer lo diverso de su cultura, desean grabar su segundo trabajo discográfico mezclando lo prehispánico con lo postmoderno, trabajo al que titulan Re, grabado en 1994. Material que les valió un disco de oro.
A lo largo de su carrera musical, Café Tacvba ha realizado hasta el momento ocho discos de estudio, Café Tacvba, 1992; Re, 1994; Avalancha de éxitos, 1996; Revés/Yo Soy, 1999; Cuatro Caminos, 2003; Sino, 2007; El objeto antes llamado disco 2012;  Jei Beibi 2017.


También han logrado el reconocimiento de muchos premios y nominaciones entre los que se encuentran como más destacados, un Grammy Awards; nueve Grammy Latinos, cinco Premios MTV, de los cuales tres son MTV Latinos y los otros dos MTV. En noviembre de 2018 Café Tacvba dio a conocer que grabaría un segundo unplugged para celebrar sus tres décadas de trayectoria musical. El primer unplugged fue realizado en 1995. El segundo unplugged fue grabado el 5 de marzo de 2019 en la Universidad Nacional Autónoma de México, frente a un selecto público, entre otros invitados David Byrne, Gustavo Santaolalla y Catalina García; con este unplugged, Café Tacvba es la primera banda latinoamericana y primera banda en el mundo con dos unplugged.
Difícil que una agrupación llegue a los 30 años, pero ellos lo han logrado, siguen en activo con la alineación original, vigentes, con producciones constantes, estelares de festivales y con llenos por todo el continente americano, ya sea en arenas, estadios, teatros, auditorios. La gran fiesta, la de los manteles largos, el pastel gigante, será el siete de diciembre en el Foro Sol de Ciudad de México, escenario con capacidad para 64 mil personas, pero anterior a este gran festín, existe una gira internacional que contempla varias ciudades de Estados Unidos y Canadá. En Los Angeles, California, tocarán en el emblemático Hollywood Bowl, para 25 mil asistentes, y en la arena del Mandalay Bay de Las Vegas, Nevada. Guadalajara tendrá su presentación por doble partida, pero la más cercana será dentro del festival  Coordenada que se celebrará el 18 y 19 de octubre en la explanada del Estadio Akron. Café Tacvba será el estelar junto a Billy Idol, la venta de boletos es por Ticketmaster. La segunda presentación de los egresados de Satélite será en Auditorio Telmex a finales de año.
“Hemos sobrevivido gracias al arte, a la música, porque es una conexión que va por otro canal, por un cable que no es el político, pero sí el social. Nuestra música viene de allí. No estamos separados de nuestra sociedad y nuestra música se deja influenciar por todo lo que acontece. En lo político, sigue siendo lo mismo. Nos damos cuenta que estamos en un momento urgente y que necesitamos más de lo que requeríamos hace 24 años”, comentó Rubén Albarrán en entrevista. Todos sus miembros pasan de los 50 años de edad, pero la energía que transmiten en vivo sigue desbordando a sus fanáticos de hace 30 años, como a las nuevas generaciones, energía que no se detiene, que te envuelve, nunca sabes en qué año estás en sus conciertos, puede ser 1989, 1995, 2007 o 2019. (Comentarios: hectorcastro@cientounorevista.com).


Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: