Gastronomía

El chef que se suicidó tras ser coronado el mejor del mundo

Written by HectorAra

Los colegas del cocinero franco-suizo Benoît Violier, atribuyen su muerte a la presión por mantener la excelencia y las estrellas Michelin
Y la mesa porta un mantel negro. Benoît Violier, considerado uno de los mejores chefs del mundo, y quien se encontraba en sus plenos años dorados, fue encontrado sin vida el domingo 31 de enero, en su hogar en Suiza a sus 44 años de edad. A pesar de que la policía se encuentra actualmente atando cabos, todo apunta que fue un suicidio con un arma de fuego.
El trabajo gastronómico de Benoît era sumamente conocido dentro del medio. Fue acreedor de tres estrellas Michelin, y dueño del restaurante Hotel de Ville en Crissier, ubicado en Lausana, el cual fue reconocido por encabezar la lista de los mil mejores restaurantes a nivel mundial, y por su especialidad en platos como cordero joven pirenaico o foie gras de pato crujiente.
La noticia de su muerte ha causado un gran impacto dentro del mundo gastronómico, varias personas que estuvieron a su lado dicen estar consternados y con cierta intriga ya que a pesar de que su trabajo era estresante, también fue exitoso; por lo tanto, no saben cuáles fueron las razones exactas que lo llevaron a quitarse la vida. De hecho la semana pasada había sido galardonado con el Bocus de Oro en Suiza.
El entorno gastronómico ha demostrado su luto, y hasta dirigentes de la guía Michelin han compartido que se encuentran abatidos por su deceso.
Indudablemente, esto es un claro ejemplo de que a veces sólo podemos ver el brillo del éxito de ciertas personas, éste deslumbra tanto que ni si quiera imaginamos que puedan existir luchas internas tan oscuras que lleven a tomar este tipo de medidas.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: