Turismo

Cholula y una historia única, la de una montaña mágica hecha a mano

Written by HectorAra

Enrique Alonso Cervantes
Cholula es un pintoresco municipio del estado de Puebla que se localiza a 22 kilómetros de la capital del Estado. Este pueblo, contiene un sinfín de atractivos, sobre todo en arte e historia, el sincretismo aflora en cada espacio de Cholula. Su nombre proviene de la lengua náhuatl y quiere decir: agua que cae en el lugar de huida. La ciudad fue fundada antes de la conquista española (1557), siendo un importante centro religioso, que reunía gente de todo el Valle de Anáhuac.
Cholula, es una localidad que albergó a grupos toltecas que formaron el centro ceremonial, lo que convirtió a este pueblo en “Ciudad Sagrada”. Cholula contiene la edificación de pirámides más antigua del país, pues data aproximadamente de 3 mil 500 años, desde el periodo preclásico más temprano. Su gran pirámide, es la que distingue a ésta ciudad, mide 404 metros por lado, con más de ocho kilómetros abiertos en su interior, éste impresionante trabajo fue realizado por arqueólogos para poder tener una vista de su interior donde se pueden apreciar pinturas prehispánicas, las cuales han sido clasificadas como las mayores de América.
Sabemos que la pirámide de Giza en Egipto, es una de las más famosas en el mundo, pero no es la más grande. Ese título lo gana sin duda la gran pirámide de Cholula, un templo azteca antiguo, con una base  cuatro veces más grande que las otras pirámides y casi el doble de volumen. ¿Si es la pirámide más grande del mundo por qué nadie lo sabe? Podría ser debido a que la gigantesca estructura está oculta bajo una montaña. De hecho, parece tanto una montaña, que el famoso explorador español Hernán Cortés se la perdió por completo, y sin darse cuenta construyó una iglesia en la parte superior de la misma. Conocida como Tlachihualtepetl, que significa, montaña artificial, los orígenes de la pirámide son poco conocidos, ya que ésta fue construida por diferentes comunidades, en honor al antiguo dios Quetzalcóatl, aunque otros estudiosos refieren que fue dedicada a Chiconaquiahuitl, dios de las nueve lluvias.
La pirámide fue construida con adobe, un tipo de ladrillo hecho de barro cocido, y cuenta con seis capas construidas en la parte superior. Cada vez que se completó una capa, la construcción recogía una copia de seguridad por un nuevo grupo de trabajadores. Este crecimiento incremental es lo que hizo que la gran pirámide de Cholula sea  tan grande. Su base mide 450 por 450 metros, que es cuatro veces el tamaño de la Gran Pirámide de Giza. De hecho, el volumen total de la pirámide es de unos 4.45 millones de metros cúbicos, mientras que el volumen de Giza se encuentra a 2.5 millones de metros cúbicos.
Los antiguos aztecas utilizaban la gran pirámide como un lugar de culto durante mil años. Sin contar con mantenimiento, los ladrillos de barro empezaron a proporcionar nutrientes a todo tipo de vegetación tropical que creció alrededor y la fue lentamente cubriendo. Cuando Cortés y sus hombres llegaron a Cholula en octubre de 1519, unos 1, 800 años después de que la pirámide fue construida, nunca tocaron la pirámide, porque jamás la encontraron.
En 1594, después de establecerse Cortés en la ciudad, se construyó la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, en la cima de la montaña de la pirámide oculta. Ahora, después de 2,300 años de su construcción inicial, el sitio se ha convertido en un destino turístico. Los arqueólogos buscan una mejor comprensión de cómo se construyó la estructura y cómo llegó a parecerse tanto a una montaña natural.
Fue en 1931 cuando el arquitecto Ignacio Marquina inició su exploración por medio de túneles, los que alcanzaron una extensión de ocho kilómetros tras 25 años de descubrimientos; los túneles fueron trazados de Norte a Sur y de Oriente a Poniente, siguiendo el contorno de las diferentes bases, de la pendiente de los taludes y las escaleras. Se pueden distinguir varias estructuras en su interior, el edificio A es el más antiguo contenido en la Gran Pirámide y fue construido alrededor del 200 a 400 después de Cristo.
Posteriormente, el edificio A fue parcialmente cubierto por el edificio B, cuyo rasgo sobresaliente es la decoración al fresco de sus tableros; luego, sobre éste último se construyó el edificio C, el cual tiene un volumen incluso mayor al de la pirámide de la Luna en Teotihuacán y se distingue por estar completamente escalonada por sus cuatro lados. Dentro de la pirámide se han excavado una serie de túneles; gracias a los cuales, se han podido encontrar murales prehispánicos, como el llamado Mural de los Bebedores de Pulque, fomentando la tradición ancestral del pulque en Cholula.
A un costado de la pirámide se encuentra el patio donde se observan algunos altares de mármol, monolitos y otros hallazgos de interés turístico. Tanto el patio como los túneles dentro de la pirámide, se encuentran abiertos al público en general, así como el poder ascender a la cima de la pirámide. De igual modo hay representaciones de entierros, han sido hallados más de 400, y un edificio de piedra. Inclusive se cuenta con un Museo de Sitio anexo, ubicado junto a la pared norte de la Gran Pirámide, frente a la caseta de acceso al lugar.
Junto a la gran pirámide se encuentra el Santuario de la Virgen de los Remedios, templo que se instauró después de la conquista en el periodo de evangelización superponiéndola sobre las creencias indígenas, ahora conviven en un espacio que da cuenta del pasado y la historia. También está la explanada que forma el conjunto monumental con la iglesia y el convento de San Gabriel; la iglesia de la Tercera Orden; la capilla real con sus capillas posas, sus atrios y la biblioteca franciscana Fray Bernardino de Sahagún; la parroquia de San Pedro, el Museo de la Ciudad Casa del Caballero Aguila y el Portal de Guerrero.
Asimismo está el convento Franciscano, los 45 templos de la zona, los portales de la plaza principal, el Museo Casa y Centro de Cultura, donde se muestran pinturas, murales y artesanías. También la Universidad de las Américas de arquitectura colonial; sus balnearios y la Feria Regional Piloto de Cholula, realizada del 12 al 16 de septiembre de cada año. La ciudad además de estos dos importantes monumentos, cuenta con una hermosa arquitectura colonial, su Plaza Central de México, es la más grande después de la metropolitana en Puebla. Cholula cuenta con 365 Iglesias; según la leyenda, por eso fue llamada la Roma de Anáhuac, puesto que al ser contemplada desde una mezquita se le vio llena de torres y templos, coincidiendo con todos los días del año.
Algo que no se puede perder, como en casi todos los viajes, es la gastronomía, uno de los placeres irrechazables, y en Cholula la comida típica son los tamales de frijol, asado verde, mole poblano, el ponche, bebida elaborada con maíz azul y leche; los postres de leche, las alegrías, amaranto; las pepitorias, semillas de calabaza y miel, y las variedades de sidra, un vino espumoso.
En Cholula, además de tradición, arte y cultura, puede encontrar zonas para acampar, restaurantes, discotecas, el hospedaje va desde hoteles, hostales y casas para huéspedes.
Visite Cholula, Puebla, y sea parte de su misticismo, valor y encanto, a la vista de un lugar sagrado, enclavado en un pueblo mágico; disfrute de sus múltiples atractivos arqueológicos, sus obras de arte inigualable y una historia única, la de una montaña mágica hecha a mano.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: