Opinion

Decálogo para un final de temporada

Written by HectorAra

Roberto de los Santos

A las puertas del verano, cuando han acabado ya los grandes campeonatos de futbol, y estamos a la espera de esa “Copa Euroamericana biatlántica” con un campeón a cada lado del “charco”, con la Copa América Centenario y la Eurocopa en Francia, amenazada como nunca por el terrorismo islamista, se me ocurren algunas reflexiones.

1)      God save….¡Leicester!

Sí, el modesto equipo británico, dirigido por Claudio Ranieri, ha dado una verdadera lección a los clubes millonarios de la Premier League ganando la competición mejor organizada del Viejo Continente. El romanticismo sigue vivo. No todo es dinero, no lo puede todo el vil metal. Veremos ahora si las estrellas resisten las ofertas que les van a llegar. Nombres como el argelino Mahriez, pretendido por el Barca, o el delantero centro Jamie Vardy, un goleador que estará en la Eurocopa, han hecho que los Zorros, como se conoce al equipo de la ciudad de los Midlands, de 300 mil habitantes, sea hoy conocido en todo el mundo.
2)      Futbol español, año tras año, en la cumbre.

A pesar de las críticas, a pesar de las acusaciones de que solo hay dos grandes equipos, Barca y Madrid, en su Liga, de que hay poca variedad, el Atlético de Madrid, llegando con el Real Madrid a un nuevo derby madrileño como el de Lisboa, en la final de la Champions de Milán, ganada por el Madrid, y el Sevilla, amo de la Europa League con un futbol moderno y atractivo, demuestran que el futbol en España ha dado un salto de calidad irreversible. Sus técnicos y sus jugadores son cotizados, otra Champions va a un equipo español, el Real Madrid, y la selección, ya sin vacas sagradas como Xabi Alonso, Xavi, Villa, o Puyol, sigue con opciones de campeonar en Francia.
3)       Barca, muy bien, pero…

Un año más, el futbol del Barcelona nos ha maravillado. No solo por ese jugador extraterrestre que es Messi, sino por los goles de Luis Suárez, las habilidades de Neymar, la solidez y creatividad de sus centrocampistas y su forma única de jugar siempre a la ofensiva. Tan solo apuntar como negativo su bajón de abril, tras el viaje de la MSN (Messi, Suárez, Neymar) a Sudamérica para jugar las eliminatorias del Mundial de Rusia, que le costó la eliminatoria contra el Atlético de Madrid y a punto estuvo de costarle también la Liga, y que empañaron una temporada que hubiera podido ser otra vez “histórica”. Francamente, creo que se merecía mucho más estar presente en Milán que el Madrid, que no tuvo un solo rival de entidad en las eliminatorias (Schalke 04, Wolfsburgo, Manchester City, pero…los goles se hacen, no se merecen, como decía Di Stéfano. Alves se va a la Juventus y Mascherano se lo está pensando, anticipando una renovación en el Barca que quiere el año próximo seguir maravillando. Los problemas con Hacienda de Messi y Neymar deben solucionarse en bien del club y los aficionados.

4)       Mou-Pep, la guerra que sigue.

Ya se las tuvieron tiesas en sus etapas en Madrid y FC Barcelona, y ahora se van a volver a ver las caras en Manchester. El catalán en el City, el portugués en el United, que ha decidido prescindir de Van Gaal. Los dos técnicos, que descubren jugadores pero que juegan a lo seguro, con estrellas consagradas, preparan dos listas de la compra que pueden ser mareantes. Al United pueden llegar desde estrellas como Pogba, Varane, Ibrahimovic, Benzema o Vardy, haciéndose ya quinielas sobre las salidas. Al City pueden llegar Gundogan, el turcogermano, el mismo Pogba y otras estrellas en la agenda de Guardiola. No olvidar que su hermano es agente futbolístico. Pero sin duda lo más grande va a ser el duelo entre ambos técnicos, los derbys locales, las apuestas por estilos radicalmente diferentes en un futbol, el británico, que sigue a la espera de títulos en clubes y selección.

5)      Chivas y Atlas, un año más en blanco.

A pesar de algunos momentos de buen juego, lo cierto es que ni las Chivas ni por supuesto el Atlas parecen contar con opciones para lograr títulos en México o en el continente. Faltan jugadores, seriedad, ambición y quizás …regresar al Jalisco para revivir viejas glorias. Matías Almeyda hizo renacer las esperanzas en el rebaño sagrado, pero queda mucho que trabajar para recuperar viejas glorias. Del Atlas, que decir, parece condenado a seguir recordando su único título durante unos cuantos años.

6)      Renovar y prestigiar internacionalmente el campeonato mexicano.

Un año más, se hace cada vez más evidente la necesidad de cambiar un campeonato de futbol, haciéndolo quizá más europeo en su calendario y más “argentino” en su número de equipos, fusionándolo con la segunda división o algunos equipos. Unificar el Apertura y el Clausura, de septiembre a mayo, racionalizar las competencias,  que el campeón sea sin duda el mejor, no el que haga una mejor última fase. La final Monterrey-Pachuca ha sido también un ejemplo de lo que escribo. Una Liga no puede decidirse como una Champions. Que se lo pregunten a los europeos. Y una federación internacional como la uruguaya no puede menospreciar a un club mexicano de la forma en que lo ha hecho con Carlos Sánchez, alterando me atrevería a decir el resultado final impidiendo al jugador competir con el club que le paga su salario, el Monterrey, cuando más lo necesitaba.

7)      Hace falta un equipo mexicano en la NBA.

Si no se quiere perder la ilusión creada en el baloncesto mexicano y sus aficionados por el gran juego del equipo en el preolímpico, hay que mejorar el campeonato nacional y pensar en metas mayores, como una posible franquicia de la NBA, igual que la tiene Canadá con Toronto. Lo hemos dicho con anterioridad, hace falta mayor compromiso de la iniciativa privada  en el deporte, en la creación de campos de deporte, pero también en otras metas. Si no, no habrá ni crecimiento, ni mayor nivel, ni resultados. Carlos Slim financia al Real Oviedo, un histórico del futbol español, asturiano, a las puertas de regresar a la Primera División. ¿Cuánto podría costar financiar un equipo de la NBA liderado por Gustavo Ayón, Jorge Gutiérrez y otros jugadores mexicanos, así como algunos más de otras nacionalidades?.
8)      ¿Qué nos deparará Río 2016?. Dejando de lado que en agosto en Río de Janeiro, entre el zika, el entorno político brasileño y la contaminación en la bahía Guanabara, pueden arruinar la mayor competición deportiva del mundo, los Juegos Olímpicos van a ser una prueba más para comprobar el estado del deporte en México.

Brasil se impuso en su día en las votaciones a Madrid, una apuesta más segura y probablemente más rentable económica y socialmente que la ciudad brasileña, pero en aquellos días de 2010 Lula da Silva lideraba un Brasil optimista rayando en la euforia. Cómo cambian los tiempos. Pensar que será Temer el que se lleve la gloria olímpica mientras Dilma Rousseff se traga la bilis en el palacio presidencial de Planalto nos revela una vez más la fragilidad del poder.
Sí, hay que ver como funciona el deporte mexicano, no solo en futbol o baloncesto, sino en los demás deportes.
9)      ¿Unos Juegos Olímpicos en Jalisco?

Fue el ex gober Emilio González Márquez el que, al finalizar los Juegos Panamericanos de 2011 con gran éxito en Guadalajara, expresó su deseo de que algún día la perla tapatía organice unos Juegos Olímpicos. Otra ciudad mexicana, Monterrey, ha expresado en algún momento sus inquietudes, y también Tijuana, en cooperación con San Diego, ha apuntado hacia unos Juegos binacionales que también tendrían un innegable atractivo. Si Guadalajara quiere albergar algún día este magno acontecimiento, debe moverse rápido y plantearse una fecha. El 2020 será Tokio, el 2024 París apunta como favorita, 2028 o 2032 podrían ser dos fechas interesantes. Quizás, como en su día hizo España en 1992 con los Juegos de Barcelona y la Expo de Sevilla, podría buscarse un apoyo en otro acontecimiento, como una Exposición Universal en la Ciudad de México. La meta, a partir de los Juegos, sería lograr una ciudad más equilibrada socialmente, ecológica, y con equipamientos deportivos para toda la población. Tanto Puerto Vallarta como Manzanillo podrían ser excelentes lugares para las pruebas náuticas. A los que apuntan a una inversión inasumible, hoy en día la financiación privada permite cubrir gran parte de los gastos. Ahí está el caso de Río de Janeiro para demostrarlo.
10)   A dos años de Rusia 2018, un aperitivo biatlántico.

En pocos días el balón correrá por los campos de Francia y Estados Unidos, en la Eurocopa 2016, amenazada por un atentado del terrorismo islámico, y en la Copa América Centenario de Estados Unidos, para conmemorar los cien años de la competición continental futbolística más antigua del planeta. En unos días veremos a todas las estrellas futbolísticas del planeta, salvo algún caso incomprensible, como Neymar dos Santos, la estrella del FC Barcelona, que “reforzará” a la selección olímpica brasileña, que busca su primer oro en unos Juegos. Desde Messi a Bale, pasando por Ronaldo, Modric, Müller, Lewandowski, Pogba, y tantos otros, tendrán pendientes en los televisores a millones de aficionados. La selección mexicana de Juan Carlos Osorio va a tener una gran prueba, con las ausencias de los hermanos Dos Santos y sobre todo, Carlos Vela, que ha tenido este año un bajón en su carrera de delantero goleador en la Real Sociedad. A dos años de Rusia 2018, vuelven las grandes emociones.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: