Cultura

Depeche Mode, vuelven los reyes del synth pop con Spirit, su nueva obra

Written by HectorAra

Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com
La música disco estaba en su punto máximo a finales de los años 1970, el punk reventaba los lugares subterráneos y la experimentación de la música emergía como una gran ola que nadie podía contener y que era evidente que traería grandes cambios a la industria musical.
Los originarios de Basildon, Condado de Essex, Inglaterra, cambiaron la forma de cómo se consumía música. Lo que originalmente fue un cuarteto fundado en 1980, dejó de serlo porque Vince Clarke, quien posteriormente conoció el éxito con Yazoo y Erasure, fue el elemento que no siguió con los trotes de los de Essex, Depeche Mode.
Los británicos fueron subestimados por presentar un sonido meramente electrónico con una clara oscuridad y beats llamativos, nadie pensó que años más tarde serían unos auténticos reyes de la electrónica e influencia para agrupaciones góticas y electrónicas. Depeche Mode, rompió lo establecido, sus letras, su sonido, causaron un impacto mundial, colocando a los ingleses en llenos en estadios a casi diez años de su inicio. La agrupación tomó como base a bandas como OMD, Sex Pistols, Popol Vuh, Joy Division, por mencionar algunas. Sus primeras producciones mostraban una ligereza y felicidad en sus temas, y conforme se acercaban a la década de los años 1990, los sonidos se volvían lúgubres y sus letras unos caminos tétricos que se hacían presentes en su quinto material de estudio, Black Celebration de 1986.
El éxito masivo de los ingleses es con la llegada de Music for the Masses de 1987, empiezan a trascender fuera de su círculo selecto que los veneraba, logrando entrar a los gustos de personas que desconocían lo que se venía manejando en el pasado de este ya trío conformado por Dave Gahan, Martin Gore  y Andrew Fletcher. Violation de 1990, es considerada por muchos la obra maestra de Depeche Mode, es su legado con el que se inmortalizaron en la historia de la música moderna y cómo claramente comienzan a dejar a un lado los sintetizadores que fueron sus arduas armaduras de combate por diez años, para intercambiarlas por unas poéticas guitarras eléctricas que le dieron todo un giro a las notas de estos galopantes ingleses.
A partir de los años 1990 estuvieron más cerca de la música popular estadounidense, algo que haría que sus siguientes discos tomaran una producción diferente. World Violation Tour, se convierte en la primer gran gira de Depeche Mode, integra todo Estados Unidos; Canadá, Japón, Australia y Europa, todas las presentaciones en grandes arenas y enormes estadios.
Luego de tres años, presentan Songs of Faith and Devotion, dando como resultado el espectacular, Devotional Tour, en el que se muestra el primer gran show audiovisual al que Depeche Mode nos tiene acostumbrados en sus conciertos en vivo, el que llega por vez primera a México para dar dos recitales el 2 y 3 de diciembre en el Palacio de los Deportes de Ciudad de México y regresar cuatro meses después para dar un único concierto en Monterrey el 16 de abril en el extinto Auditorio Coca Cola.
Depeche Mode, presentó los materiales Ultra de 1997 y Exciter de 2001. Con la presentación de Touring The Angel, los británicos regresaron a México a más de diez años de su anterior visita, como resultado dos fechas agotadas en Foro Sol de Ciudad de México, reunieron a más de cien mil personas, y una fecha en la Arena Monterrey. Con Sounds Of Universe de 2009, Depeche Mode, vuelve a sus orígenes con un material totalmente electrónico y demasiado fresco; el trío trae consigo el Tour Of Universe a Guadalajara por vez primera, un hecho difícil de digerir para los melómanos y seguidores que jamás habían tenido la oportunidad de poder apreciar los sonidos de los reyes del synth pop. La Arena VFG fue el anfitrión para este evento que causó el estrés de miles de fans al no poder llegar a tiempo a la celebración y que fue carente por el poco espacio que ofrecía para sus fanáticos, muchos no pudieron alcanzar un boleto.
37 años de trayectoria y a casi diez años de su más reciente concierto en esta ciudad, Depeche Mode regresa a México para presentar su nuevo material, Spirit, el decimocuarto material, producido por James Ford, y la mayoría de temas fueron compuestos por Martin Gore. Un trabajo que muestra el reflejo de la maduración en edad de sus integrantes y una exploración contundente entre efectos electrónicos. Un material conceptual que se debe escuchar con toda calma y que se podrá disfrutar en vivo el 11 y 13 de marzo en Foro Sol de Ciudad de México.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: