Sociedad

Dios Salve a la Reina, el mejor Queen, después de Queen

Written by HectorAra

Enrique Alonso Cervantes
Hablar de Queen, es hablar de la banda británica de rock más grande de la historia, -con permiso de los Rolling Stones-, la cual brilló sobre los escenarios de todo el mundo durante veinte años, con una propuesta única y original. La muerte de su líder Freddie Mercury en 1991, solo hizo acrecentar la fama de este mítico grupo y elevar a Mercury al altar de los mitos musicales. Es innegable su demostrada pericia instrumental, su habilidad para la creación de memorables himnos rockeros, su talento para la escritura de composiciones de valía en base a una múltiple disposición estilística que se nutre del rock, el pop, el vodevil, el ragtime, el gospel y la ópera. En base a esta admiración y como un tributo más que merecido nació Dios Salve a la Reina.
“Cantar como Freddie Mercury es todo un desafío, sobre todo después de los 40 años. La verdad es que cantar como él no es nada fácil. En Dios Salve a la Reina, tratamos, guardando las distancias, de emular lo que es la música y la escenografía y meternos en los personajes. Yo creo que logramos un efecto muy grande, porque la gente lo vive de una forma muy intensa”, señala convencido Pablo Padín, vocalista de Dios Salve a la Reina, agrupación argentina que le rinde homenaje a Queen.
“El mejor tributo de todos los tiempos” lo ha llamado la revista Rolling Stone en su edición internacional. Ahora, vuelve a Guadalajara para presentar el espectáculo más consagrado de su gira internacional.
Originarios de la ciudad de Rosario, Argentina, los músicos llevan más de 15 años de carrera llevando la magia de Queen a audiencias de todo el mundo. El impactante parecido físico y vocal del frontman Pablo Padín con Freddie Mercury, y la impresionante caracterización y talento de Francisco Calgaro en la guitarra, Ezequiel Tibaldo en el bajo, y Matías Albornoz en la batería, completan el sello de calidad.
“Tocar en Inglaterra fue maravilloso; escuchar a 30 mil ingleses cantando cada una de las canciones de memoria es una experiencia que nunca vamos a olvidar. Una aventura que nos llevó a conocer al mismísimo Brian May, el mítico guitarrista de Queen, quien nos felicitó y nos animó a seguir. En ese momento estábamos empezando a ser profesionales y May nos dio el empujón que nos faltaba”.
Dios Salve a la Reina, surgió en 1998 con el firme propósito de rendir un tributo a Queen. Desde dicha fecha han viajado a distintos países con su espectáculo, el cual ha sido catalogado como uno de los mejores. Incluso hay quienes afirman que son el “mejor Queen, después de Queen”. “El secreto del éxito para que Queen siga vigente son las grandes canciones que tienen. Las nuevas generaciones se suman a la música de Queen y es algo increíble. Su éxito radica en la música primero, y luego en composiciones cargadas de un performance increíble. La imagen de Freddie Mercury era muy fuerte, no solo en los vídeos sino también en las giras”.
Parte muy importante para el éxito de la recreación perfecta que propone este show, es una infraestructura de escenografía y puesta de luces precisa e impactante, de la mano de vestuarios clonados exactamente a los originales, que marcan el estilo de Dios Salve a la Reina, para deleitar a un público que va a experimentar que el tiempo jamás pasó. El show sobre Queen más importante en el mundo realiza una gira que lo llevará por más de veinte países, incluido por primera vez Japón y un gran cierre el 15 de diciembre en Buenos Aires, en el teatro Gran Rex, donde filmará su primer BluRay para cine.
“Nunca pensamos que fuéramos a llegar tan lejos. Este año tocaremos por primera vez en Japón. La realidad superó realmente nuestras expectativas. Al principio creíamos que íbamos a ser una banda de cochera o que iba a tocar en bares de Rosario, en nuestra Argentina natal. La verdad es que nunca apostamos a tanto. Esto es un sueño que vivimos en carne propia”.
Dios Salve a la Reina estrena su nuevo espectáculo, Don’t Stop Me Now. La banda celebra la creación de un nuevo concepto en espectáculos, esta vez orientado para los espacios masivos, donde propone un recorrido sin respiro por la carrera de Queen, de 1973 a 1991, con temas para emocionarse sin pausa. “Siempre pensamos que íbamos a tener alguna especie de techo, pero a medida que han ido pasando los años no nos lo podemos creer; la mayoría piensa que las bandas de tributo tienen poca vida, pero nosotros siempre fuimos más allá y parece que aún nos queda mucha tela para cortar”.
Consagrada como nunca antes, Dios Salve a la Reina asume este nuevo desafío, compartir escenarios con artistas de la magnitud de Aerosmith, The Darkness y Europe, para tocar para públicos mas diversos llevando la música de Queen a la masas como era el deseo de Freddie Mercury. “El show evolucionó de nuestro fanatismo y nuestro gusto por los artistas originales. No solo para los acérrimos fanáticos de Queen, sino que cualquier melómano apreciará nuestro show en directo. Parte de la magia es que no lo actuamos, lo sentimos, lo somos”.
Queen sigue tan actual como nunca, vendiendo millones en discos ininterrumpidamente desde hace más de 40 años. Exitos insuperables como “Bohemian Rhapsody”, “Love of my Life”, “We are the Champions”, “We will Rock You” y muchos otros, conmueven a cualquier audiencia. “Tenemos un show nuevo montado con una lista de canciones que pertenecen a todos los discos de Queen. En realidad es un resumen de toda la historia de la banda en cuanto a la música, pero también en lo que se refiere al vestuario y la escenografía. Abarcamos casi todos los hits, pero también algunas canciones no tan conocidas para los que no son tan fanáticos”.
Dios Salve a la Reina es un show que se ha convertido en un fenómeno excepcional, reviviendo la magia de Queen en América, Europa, y el resto del mundo; con conciertos completamente agotados en importantes ciudades como Buenos Aires, Sao Paulo, México, Madrid, Barcelona, Liverpool, entre otras. En su haber cuenta con presentaciones realizadas para grandes multitudes como en el Mathew Street Festival de Liverpool, Inglaterra, para más de 35 mil personas o en las Fiestas del Pilar en Zaragoza (España) con más de 250 mil espectadores. “Queen es una banda legendaria, se conoce en todos lados y nosotros llevamos su música por todos lados para que la gente lo viva como si estuviese viendo al grupo original en directo. Una banda clonada con cuatro músicos argentinos, lo cual no deja de ser una cosa medio rara”.
Actuar en grandes escenarios no es nada nuevo para el grupo liderado por Padín. Todas sus giras van precedidas de un notable montaje técnico de sonido e iluminación digno de los mejores espectáculos de Freddy Mercury y compañía. “Si tuviera que elegir una canción favorita elijo “Bohemian Rhapsody”, pero me gustan todas. Esta es la canción con la que nuestros conciertos alcanzan el momento épico y apoteósico. En cuanto a mi disco favorito es A night at the Opera, un disco tremendo”, finaliza complacido el intérprete e histrión.
Dios Salve a la Reina, miércoles 30 de agosto, 21 horas, Auditorio Telmex. Boletos zona platea $900, luneta baja $800, luneta alta $600 y primer balcón $400. Boletos en Ticketmaster.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: