Ciento Uno Cultura

El peculiar interprete jamaiquino de reggae pop.

Written by HectorAra

Enrique Alonso Cervantes
“Me desperté tarareando ‘Cheerleaders’ una mañana, cuando tenía 21 años. Fue como una melodía juvenil, estilo Jamaica. Como el inicio de un juego. El resto de la canción tan solo cayó en su lugar, como si fuera un rompecabezas”, declara entusiasmado OMI, el fenómeno actual de las listas de popularidad alrededor del mundo, proveniente de una paradisíaca isla, Jamaica.
Omar Samuel Pasley, mejor conocido como OMI, es la nueva sorpresa del verano. Su tema “Cheerleader”, comenzó a sonar fuerte en el mundo este 2015. A pesar de que la canción fue lanzada en 2012, el cantante decidió volver a retomarla, ahora, con tal éxito, que ni él mismo esperaba. De origen jamaiquino, OMI ha conseguido posicionarse en lo más alto de las listas internacionales. En Australia alcanzó el número uno, y promete colocarse entre las canciones favoritas del año.
OMI, nació el tres de septiembre de 1986, en Clarendon, Jamaica. Desde la infancia, Omar cantaba en la iglesia y en eventos escolares. Pronto se sintió atraído por el género del hip hop y el rap, cosa que demostraba en los descansos de las clases, ya que captaba la atención de sus compañeros, mientras creaba ritmos de percusión con mesas y sillas. En ese momento, Omar se dio cuenta de que podía crear melodías que enganchaban a la gente. Sus principales influencias musicales son: Nat King Cole, John Legend y Tanya Stephens. “La fama es una distracción muchas veces. Ya sabes, es una distracción si tu lo permites. Así que es muy importante para mi mantener la concentración, y estar muy conectado con mis raíces”.
Posteriormente, en su juventud se presentaba como un incipiente rapero, admirador de Eminem y Tupac, hasta que el reconocido productor de reggae Clifton Dillon, después de escucharlo, lo puso bajo contrato para el sello Shang, con el nombre de OMI. Su primer éxito sería, “Standing On All Threes”, que se publicó en 2011, logrando un buen resultado a nivel local. Poco después, lanzó el tema “Firecracker”, que sonó fuertemente, y su tercer sencillo “Cheerleader”, fue extraído para su promoción a partir del 2012, obteniendo reconocimiento en varias partes del Caribe.
Como viene siendo habitual, este año hubo una serie de temas que mezclan y moldean material antiguo, para crear un nuevo éxito, que luche por el cetro veraniego. Es el caso de Samuel, que sacó de sus grabaciones pasadas el tema “Cheerleader”, un bombazo nuevo para muchos, pero que llevaba sonando en su isla natal y en Hawai, desde 2012. El tono tropical house que le ha dado a la canción este nuevo empujón en las listas, sobre todo en Europa, es obra de Felix Jaehn, un destacado DJ alemán de 21 años.
En noviembre del año pasado se publicó un primera versión del videoclip “Cheerleader”, en el que se narraba una especie de robo a un banco. Con más de 170 millones de visitas, el vídeo estaba ya completamente consolidado, pero se optó por una nueva versión oficial, para arrasar en las listas en esas fechas, en el que OMI ya no sale vestido como un viejo profesor de universidad, con su camisa a rayas, su chaleco a cuadros, su americana beige y sus gafas de pasta, sino que presenta un look eminentemente veraniego: sombrero de paja, camisa blanca con estampado y unos jeans estilo vaquero, rotos.
También se cambió la ambientación: del medio oeste norteamericano, se pasó a una playa prototípica, lo que permite la aparición de bikinis, bailes sugerentes y hasta unas animadoras que parecen darle sentido al título de la canción. Otra cosa es el sue géneris partido de futbol que aparece en el vídeo. Se nota que el director de la obra, Lenny Bass, no es precisamente un aficionado al deporte reinante en el mundo.
La canción llevaba ya algunos años sonando en el Caribe, pero esta nueva remezcla le dio una dimensión más global. No falla en lo básico: la melodía es pegajosa, rítmica, movida, y tiene las trompetas bien puestas. El video desconcierta, porque no se ven los típicos pompones de las animadoras por ninguna parte. Sin embargo, nos deja una moraleja algo diáfana: cuando algunos juegan futbol-playa, otros tantos bailan, se desconectan, y el mundo llega a ser un lugar mejor. “El significado de la canción es atemporal, porque habla de algo más allá de cualquier otro significado. Está totalmente dedicada a la persona que es mi mayor apoyo, mi madre”.
La remezcla inicialmente se convirtió en un gran éxito en Suecia, con el tiempo logró la certificación de cinco veces platino. Pronto la canción se extendió por otras listas europeas, especialmente Francia, Italia y Alemania. Y encabezó la lista en Australia. En Reino Unido, OMI hizo historia en mayo de 2015, cuando “Cheerleader” lideró la lista de singles del Reino Unido por cuatro semanas consecutivas, logrando el período sucesivo más largo que cualquier artista jamaicano haya ocupado en dicha posición en la tabla. En los Estados Unidos, la canción entró en el Billboard Hot 100 en abril de 2015. Más tarde, lograría el primer lugar de la lista Hot 100, después de mantenerse durante doce semanas escalando en esta lista. No en balde, el afamado productor británico Simon Cowell, juez de Factor X y Got Talent se ha ofrecido para producir su siguiente disco.
“Cheerleader, se reinventó el año pasado, la canción original se quitó, para incluir la versión actual, que es un remix hecho por el productor musical y DJ, Felix Jaehn. Se han estado haciendo olas desde entonces. Todavía estoy abrumado por ello. Sigue siendo la misma canción; sigue siendo mi voz estando en ella. Pero tendré canciones nuevas”.
En realidad, Pasley nos propone disfrutar de los días de verano, con el relax placentero que proporciona su reggae-pop cadencioso, con el que baila y canta, en un tono apacible, dedicado a la fidelidad, ya que en la nueva versión del video clip “Cheerleader”, el cantante es observado y seguido por una serie de atractivas mujeres, pero se mantiene fiel siempre a su novia. Definitivamente, un rara avis en un top ten dominado por la trivialidad, las fiestas y la vida loca. “Trato de mantener la concentración. Recordar todo lo que hice para llegar a este punto. Voy a tener que seguir haciendo todo bien, para poder mantenerme aquí. Este no es el momento para la complacencia, o para sentirme cómodo, tengo que seguir desarrollando mi música”, finaliza satisfecho este incipiente cantante que encabeza las listados en I-Tunes y YouTube. “Cheerleader” ha vendido 1.4 millones de copias, supera ya las 100 mil descargas y se mantiene por segunda semana consecutiva como número uno del Hot 100 en Estados Unidos. Su nuevo single saldrá la próxima semana.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: