Enrique Alonso Cervantes
La Guelaguetza es una fiesta en donde el turismo nacional e internacional presencia un espectáculo colorido y con muchos significados. Dentro del mosaico de usos y costumbres mexicanas destaca esta fiesta ancestral por sus raíces hondas. La Guendalizá o Guelaguetza, como aparece en historias y crónicas, ha logrado sobrevivir y prevalecer, por el hecho de pertenecer a una misma comunidad, esto es, a la condición de ser familiar, vecino, amigo, huésped; en una palabra, prójimo o próximo, es decir, es una sintonía de identidad cultural muy particular. Guelaguetza es el espíritu de cooperación entre parientes, vecinos, paisanos y amigos representado por la cotidianidad zapoteca desde tiempos prehispánicos. La Guelaguetza, del zapoteco guendaliza’a, en español: cooperar; es una celebración que tiene lugar en la ciudad de Oaxaca de Juárez, en Oaxaca. Forma parte de los cultos populares a la Virgen del Carmen, razón por la cual se celebra los dos lunes más cercanos a la festividad católica de esta advocación mariana, 16 de julio.
También se conoce con el nombre de los Lunes del Cerro, puesto que el corazón de la festividad es el cerro del Fortín, que domina el centro de la ciudad de Oaxaca.
En esta celebración, participan las delegaciones representativas de las ocho regiones del Estado: La Costa (Costa Chica), Cañada, Tuxtepec, Mixteca, Sierra Sur, Sierra Norte, Valles Centrales, Istmo. Estas ocho delegaciones están compuestas por 16 grupos indígenas. También se le conoce como Guelaguetza al apoyo en especie, chile, maíz, frijol, etcétera, que se realiza en las comunidades en las festividades. Este apoyo es recíproco, es decir, cuando se le brinda a la persona que lo requiere, esta está obligada a devolver el apoyo que se le dio. La gente de las comunidades lo realiza como una forma de mostrar interés a sus costumbres. Guelaguetza denota el acto de participar cooperando; es un don gratuito que no lleva consigo más obligación que la de la reciprocidad. Cada delegación presenta una muestra de su patrimonio cultural a través de bailes que ejecutan al son de la música y los cantos que les son propios, vistiendo indumentaria de gala de sus respectivos pueblos. Al terminar, cada grupo distribuye entre el público su Guelaguetza, compuesta por objetos característicos de sus respectivas regiones.
Los bailes y danzas de la región del Valle son la Danza de la Pluma y el Jarabe del Valle. De la Sierra Juárez, los sones serranos y el Jarabe de la Botella. De Tuxtepec, la sorprendente Danza Flor de Piña, con más de veinte hermosas mujeres, que bailan energéticamente, hombro con hombro, en una sincronía llena de movimiento y color. De Huautla de Jiménez, los sones mazatecos. Pinotepa Nacional presenta bailables como las chilenas, La Malagueña y El Pandero. Huajuapan de León presenta el Jarabe Mixteco, lleno de movimiento y energía entre una pareja. El Istmo de Tehuantepec presenta La Sandunga y La Tortuga. Ejutla de Crespo presenta el Jarabe Chenteño y El Palomo. Al cierre de la Guelaguetza, se presenta uno de los bailables más representativos de Oaxaca: la Danza de la Pluma, ejecutado por hombres con grandes penachos coloridos, que se decoran con pequeños espejos y, en algunos casos, imágenes religiosas. Cada región lleva su propia banda de música. Se toca música en vivo durante todo el evento. La mayoría son bandas de viento, y tocan sus piezas mientras los bailarines presentan lo mejor de su región.
Durante la celebración, participan representantes de cada uno de los pueblos y etnias que conforman Oaxaca. No se busca premiar a la belleza o a la participante más talentosa, sino a aquella que durante sus intervenciones sea conocedora de los siguientes temas: gastronomía, etnia, artesanías, fiestas tradicionales, costumbres y leyendas. Las participantes deben ir portando el traje típico de su región, o el más representativo, para que así el jurado calificador emita su veredicto. Una de las principales reglas es que las concursantes en cuestión sean originarias de la etnia o pueblo que representan, y que durante toda su vida hayan radicado en su lugar de origen.

Recientemente, se han agregado a estas fiestas otros espectáculos folclóricos para esparcimiento popular, el desfile de delegaciones organizado a la de la calenda tradicional, que se lleva a cabo el sábado anterior al primer lunes. Esta calenda la encabeza la marmota, que es un gran farol esférico cubierto de tela; los gigantes, las chinas oaxaqueñas, mujeres que portan canastas enfloradas acompañadas de su banda de música y los coheteros. Al día siguiente, domingo, se realiza en la Plaza Central la elección de la representante de la diosa Centeotl, que presidirá las fiestas. Por las noches, se realiza el Bani Stui Gulal, repetición de las antigüedad, una representación de la historia de los Lunes del Cerro en sus diferentes épocas.
El lunes, a las cinco de la mañana, los Chirimeteros de los Valles Centrales, tocan las mañanitas al cerro, con silbatos, tambores y chirimías, mientras la gente empieza a llegar al cerro, en donde toman un suculento almuerzo oaxaqueño, antes de entrar al auditorio donde la marimba ofrece una función a los asistentes. Por la tarde, en este mismo auditorio, tiene lugar la presentación de la leyenda de la Princesa Donají, hija del rey zapoteca Cosijoeza y de la princesa Coyolicatzin.
El primer lunes tienen lugar diversas actividades, como muestras gastronómicas y artesanales, y representaciones costumbristas de las más diversas comunidades, así como exposiciones, conciertos y una serie de eventos de trascendencia cultural, organizados por las instituciones que difunden la cultura de Oaxaca en todas sus manifestaciones. Por su parte, los habitantes de la ciudad de Oaxaca salen de su casas para dirigirse al Cerro del Fortín, lugar donde se celebra la fiesta y en el que ya se encuentran instalados puestos de comida invitando a disfrutar unas enchiladas con tasajo, tamales, empanadas de mole amarillo, atoles y café antes de iniciar la fiesta, mientras la marimba y los chirimeteros dejan sonar las notas de la música oaxaqueña creando un ambiente festivo y alegre.
En lo que nos atañe a la gastronomía, es tan variada que ha dado platillos muy especiales y emblemáticos para todos los gustos: los siete moles regionales son una muestra impresionante de lo que se crea, se mezcla y da sabor. Hay ingredientes que son identificables de una manera fácil, y que ya han entrado en el léxico del mexicano en general, como el quesillo, un rico y buscado lácteo para cualquier comida. Lo endémico también aporta sus chiles, quienes han ido a los mercados oaxaqueños, ya han visto o probado los chilhuacles rojos y negros o de otro tipo, y el orégano local. En los platillos se puede continuar con una lista larga de antojos, que tienen tiempo cocinándose, como los chapulines dorados, salsa de gusano de maguey, empanadas de mole amarillo, totopos, tamales envueltos en hoja de plátano, sopa de ejotes con chepil, el caldillo de nopales, quesadillas, memelas, entomatadas, totomoxtle, pan de cazuela, tlayudas, cecina, barbacoa. Todo esto acompañado de diferentes aguas frutales, café, chocolate y mezcal y nieve.
La Guelaguetza cuenta con un amplio programa conformado por más de cien actividades deportivas, artísticas, gastronómicas y culturales. Entre las actividades enmarcadas en la Guelaguetza 2018 destaca la Feria del Mezcal que se realizará del 21 al 30 de julio en el Paseo Juárez, El Llano. Destacan los espectáculos Zandunga y Guelaguetza de la Compañía Estatal de Danza Costumbrista. Aunado a ello, se realizarán tres conciertos en el Auditorio Guelaguetza: Rock en tu idioma, 24 de julio. Los Angeles Azules, 25 de julio. Lila Downs, 27 de julio. La Guelaguetza es considerada una de las celebraciones étnicas más importantes de América Latina. En la emisión 86 de la Guelaguetza se espera una afluencia de 114 mil turistas, cuatro por ciento más que el año pasado, quienes dejarán una derrama económica de 308 millones de pesos.
La edición 86 de La Guelaguetza tendrá lugar el 23 y 30 de julio, con dos representaciones cada una: matutina y vespertina. Guelaguetza 2018 informes en: www.oaxaca.travel

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: