Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com

Al día de hoy, Jim Carrey confiesa que todo se lo debe a su padre, fue él quien le animó a subir al escenario y quien, más tarde, le empujó hacia Los Angeles. Recuerda que se enviaba cheques ficticios a su nombre por la cantidad de 10 millones de dólares. Y de hecho, logró su sueño de ser el actor de comedia mejor pagado. Fue el primero que derrumbó la barrera de los 20 millones de dólares por película.
“Yo sigo el ritmo de mi propio tambor. Por mucho que me guste Chaplin nunca he intentado ser él. Siempre he querido encontrar mi propio estilo, y aun cuando te ves influido por los cambios que se producen en la industria, inevitables, por otra parte, creo que he conseguido seguir a mi bola. ¡Ojalá tuviéramos las agallas de ser nosotros mismos todo el tiempo! No tengo problemas con el humor escatológico. Yo también lo practico y sé que hace reír. Pero tiene que haber algo más. Incluso Dos tontos muy tontos, con su parte de festival de risas estúpidas, hablaba de algo más. Mi humor no promueve la ignorancia, sino que defiende la inocencia”, afirma Carrey en entrevista para el diario El País.

Pero en los recientes años Jim Carrey se alejó de la comedia, su personalidad cambió así como su apariencia física, a raíz de la muerte de su novia en 2016. Las entrevistas que ha dado recientemente hablan de espacios tiempos, relatividad, logias y percepciones mentales. Ya fuera de todos los problemas internos y situaciones que han pasado por la vida de Jim Carrey, presenta este 2018, Dark Crimes, su primer papel protagónico en cuatro años, en este oscuro thriller en el que interpreta a un policía obsesionado con un caso. Dark Crimes se basa en un artículo del New Yorker escrito por David Grann titulado True Crimes: A Post-Modern Murder Mystery. La historia se centra en la investigación policial de un crimen en Polonia; las pistas encontradas coinciden con un asesinato descrito en una novela y su autor se convierte en el principal sospechoso. La misión del detective encarnado por Carrey es comprobar si efectivamente el escritor es culpable. El filme se estrenó hace apenas 15 días en algunas salas de Estados Unidos y en DIRECTV, a espera de que llegue a salas mexicanas en los próximos meses.

James Eugene Carrey Oram, nacido en Canadá, fue uno de los actores más grandiosos en las décadas de 1980 y 1990 en los programas de Saturday Night Live y de ahí pasó a la pantalla grande en filmes memorables dentro de la comicidad.
Su camino como intérprete comenzó a finales de la década de 1970, cuando empezó a actuar como comediante en vivo en el club Yuk Yuk’s, ubicado en Toronto. Después de obtener cierto prestigio, en 1981 comenzó a trabajar en The Comedy Store de Los Angeles, donde fue visto por el humorista Rodney Dangerfield, quien inmediatamente firmó con él la apertura de sus giras de actuaciones. Después de obtener éxito en series de televisión y varias películas de bajo presupuesto, protagonizó la comedia Ace Ventura, el detective de animales. La película tuvo una secuela en 1995 titulada Ace Ventura: When Nature Calls, en la que repitió el papel de detective de mascotas. Pero su momento estelar y memorable fue al personificar a un demonio atrapado en una máscara de madera, The Mask, película en la que Jim Carrey expresó al mil sus dotes de cómico que le valió un Globo de Oro y recaudo 351 millones de dólares.
Carrey, continuó cosechando frutos en premios y ventas millonarias con los filmes, Dumb and Dumber (Una pareja de tontos) 1994; Liar Liar (Mentiroso, mentiroso) de 1997. En 1999 sorprendió al mundo de la actuación por personificar al extraño comediante Andy Kaufman, que más que llevar el retrato de su vida fue un homenaje en la cinta del lunático. The Truman Show, fue un éxito en la taquilla, recibió elogios por parte de la crítica cinematográfica y fue nominado a los premios Oscar, Globo de Oro, BAFTA y Saturn. The Truman Show ha sido estudiada como tesis en cristianismo, metafilosofía,realidad simulada,
existencialismo  y telerrealidad. Carrey continuó protagonizando comedias, incluyendo How the Grinch Stole Christmas (2000), Bruce Almighty (2003), Lemony Snicket’s A Series of Unfortunate Events (2004), Fun with Dick and Jane (2005), Yes Man (2008), A Christmas Carol (2009) y Mr. Popper’s Penguins (2011). También interpretó roles dramáticos, incluyendo a Joel Barish en Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004), junto a Kate Winslet y Kirsten Dunst, que le dio otra nominación al Globo de Oro, y Steven Jay Russell en I Love You Phillip Morris (2009).
En 2014 protagonizó la secuela de Dumb & Dumber, Dumb and Dumber To, que fue un éxito en taquilla. (Comentarios: héctorcastro@cientounorevista.com).

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: