Enrique Alonso Cervantes

Sin duda, mucha gente se pregunta quién es el cuarto chef del programa
MasterChef, La Revancha. Un cocinero que ha sido reconocido
nacional e internacionalmente como el rey del cacao, con 22 años
dedicándose a la cocina y 18 en el oficio de chocolatero. José Ramón
Castillo se ha consagrado a enaltecer el oficio de chocolatero,
explorando y mostrando la calidad del cacao a través de sus múltiples
trincheras. “El chocolate es un producto muy lindo y humilde, pues
convive con numerosos ingredientes, se sabe mezclar bien y es del
gusto de mucha gente”, señaló. 
Antes de convertirse en nuestro rey de
chocolate, José Ramón se fogueó con reconocidos chefs en México, París
y Barcelona, a los 23 años, Berasategui lo premió como el cocinero
joven chef de Cataluña, pero cuando conoció al campeón del chocolate
europeo su vida dio un giro de 360 grados, y de las cocinas pasó a los
cacaotales y los talleres de producción. Ahora lleva más de una década
dedicándose a todo aquello que implican el cacao y el chocolate dentro
de los mundos dulce y salado: bebidas, heladería, bombonería,
pastelería y postres al plato. “He tenido la oportunidad de aprender
de grandes maestros en mi estancia en España pero sinceramente si a
alguien le tengo que agradecer es a David Pallas Meseguer, catalán que
me dio una perspectiva totalmente diferente del chocolate y no solo
aprendí sobre su técnica, es un gran ser humano”.
Su pasión por el cacao lo han llevado a posicionar a Que Bo!, como una
de las mejores chocolaterías del mundo, según la Guía del Club de
Creuquers du Chocolat, a ser un embajador del cacao mexicano y un
master chocolatier, de acuerdo con la Université de Cergy-Pontoise.
Por si fuera poco, en Colombia concretó un proyecto social conocido
como Factor Cacao. “La chocolatería es una especialidad en la que uno
se divierte mucho. Ofrece la capacidad de mantener a mi familia, de
dar felicidad a muchas personas y representar a México aquí y en el
extranjero. Han sido ya 18 años de evolucionar de una forma muy
orgánica con lo que amo”.
Ahora lleva más de una década
dedicándose a todo aquello que implican el cacao y el chocolate dentro
de los mundos dulce y salado: bebidas, heladería, bombonería,
pastelería y postres al plato. Su dulce historia inició con Que Bo!,
chocolatería donde, al principio, ofrecía tabletas sólidas y bombones
con pequeñas catas acompañadas de vino espumoso. Esta idea fue
madurando y con el tiempo ofreció otras posibilidades que ahora
disfrutamos a manera de bebidas como el tascalate y el tejate, así
como en pastelería con cacao, entremets, petits gâteaux, helados,
macarrones y postres al plato), catering y opciones saladas. “El
chocolate para mi es una obligación y una gran responsabilidad. Al
inicio yo creo que fue una forma de vivir, era mi profesión, pero poco
a poco me fui metiendo cada vez más a hacer proyectos diferentes. El
cacao mexicano, yo creo que es uno de los mejores cacaos del mundo,
tiene un aroma muy rico y sobre todo un retrogusto que siempre se va a
mantener en boca, es una chulada trabajar con él”.
Cuando vemos a compatriotas como este esforzado chef triunfar en otros
países, nos llenamos de orgullo. Hace unos meses Castillo fue
reconocido a nivel mundial. José Ramón se llevó a casa dos premios
dentro de la Competencia Américas 2018 de los International Chocolate
Awards. Obtuvo oro en la categoría Milk Chocolate for Truffles con su
Bombón de maracuyá con pimienta rosa; y el bronce dentro de la
categoría Milk Chocolate Enrobed Whole Fruit, con los Mangos enchilados
con “chocolate de leche al cincuenta por ciento cacao”. Cabe mencionar que participaron

más de 800 productos de 16 países diferentes. Pero la creatividad del
mexicano fue lo que conquistó a final de cuentas al exigente panel de
expertos que incluyó a jueces de Estados Unidos, Europa y Japón. Los
productos de Que Bo!, son de origen 100% mexicano y no utilizan lácteos
o grasas que no provengan del cacao además de que es la única
chocolatería mexicana reconocida por Le Guide des Croqueurs de
Chocolat. “Soy muy afortunado y siempre le estaré agradecido a la
señal del canal Gourmet, gracias a ella se ha podido difundir el
chocolate en Latinoamérica con una visión más nuestra. La gastronomía
actual es cambiante, evoluciona, se interesa por el producto oriundo
de su tierra, de los productores y sacar de la simplicidad el mejor
partido, el cocinar bien es una obligación, ahora se motiva a una mejor
alimentación con el producto interno que aporta el país de origen”.
Sin embargo, este reconocido chef mexicano tiene más palmarés en sus
manos: Fundador de Que Bo! Chocolatería Mexicana Evolutiva y el Aula
Que Bo!, centro de formación de chocolateros. Premio Absoluto en el
Campeonato Joven Cocinero de Catalunya. Título de Máximo Exponente
del Cacao Mexicano y Maestro Chocolatero, nombrado por la SAGARPA. Su
libro, Kakaw, es galardonado en Francia por los Gourmand World Cookbook
Awards for Best in the World, y Premio especial por la UNESCO a Kakaw
como Libro de Patrimonio de la Humanidad. La revista Dessert
Professional Magazine lo incluye entre los Top 10 Chocolatiers of
North America 2010. Título de Maestro Chocolatero de las Américas,
otorgado por la Universidad Cergy Pontoise de París. Catedrático de
la Universidad Cergy Pontoise, desde 2012. Premio San Pascual
Bailón, por trayectoria y fomento al cacao mexicano otorgado por la
Association of International Hospitality.
Nueve temporadas grabadas para elgourmet.com, canal líder de
gastronomía en Latinoamérica. El Club de Creuquers du Chocolat, la
máxima guía de chocolaterías a nivel mundial integra a Que Bo!
Chocolatería Mexicana Evolutiva de José Ramón Castillo, dentro de los
mejores del mundo, siendo el primer chocolatero en todo el continente
americano en lograr pertenecer a esta respetada guía. 
“Que Bo!, es una
chocolatería mexicana evolutiva, hace ya varios años que comenzamos,
utilizando producto nacional y sabores mexicanos para nuestros
bombones. Antes el chocolate era café, negro y blanco; yo creo que una
de las cosas más importantes que tenemos dentro de nuestra cultura es
el color, lo vemos en los textiles que existen en México, siempre va a
haber color. Eso es lo que viste a las tiendas, es el colorido de
nuestros bombones, su brillo, los sabores oriundos de diferentes
estados de la República, y trabajar en forma sinérgica con los
clientes y sobre todo con los productores. El cacao mexicano es uno de
los mejores del mundo y que sí nos damos de cates con los europeos sin
ningún problema”.
Castillo ha aparecido en programas de televisión gastronómicos como La
revolución del chocolate, La ruta del cacao, México, Xocolatl y
Gourmet Responde, entre otros. En MasterChef, La Revancha, Castillo
se encargará de evaluar y dar consejos a los participantes en el área
de postres. Ya había aparecido en temporadas anteriores como invitado
especial. “Desde siempre fui cocinero, hace 18 años conocí la
manipulación del chocolate y eso me atrapó, la cordialidad de mis
compañeros, el ambiente laboral y la calidad de vida que te da me hizo
meterme de lleno en él y comenzar a evolucionar los sabores
latinoamericanos al chocolate. Son muchos los países en donde se
genera este gran fruto y es un honor como chef mexicano, manipular un
producto tan milenario en nuestra cultura”, concluyó satisfecho el rey
del cacao.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: