Enrique Alonso Cervantes

Prepárese para vivir las aventuras más exóticas y emocionantes de su vida. El secreto mejor guardado de Africa tiene nombre propio: Kenia. En el corazón del continente africano, un país que le sorprenderá por su exuberante belleza. Su capital, Nairobi, es el centro político y social con mayor proyección, junto a Mombasa, como referencia urbana relevante, ya que el resto del país se compone en su mayoría de parques nacionales y reservas, donde la vida salvaje y los paisajes, son de una riqueza inimaginable. En Kenia descubrirá que la costa no solo consta de playas, sino también pueblos de pescadores en los que el tiempo parece haberse detenido, ruinas árabes ocultas por la vegetación, un mundo submarino multicolor y fascinante, una animada mezcla de razas en las calles de Mombasa, la intemporal belleza de las mujeres de Lamu. En definitiva un país lleno de contrastes que podrá ir descubriendo poco a poco. Tiene 22 millones de habitantes. El principal recurso económico es la agricultura: té, café, sisal, caña de azúcar y la ganadería.
En cuanto a Industria destacan la alimentaria, el petróleo y el turismo. Conozca sus Parques Nacionales, verdaderas joyas de la naturaleza.
Isla de Mombasa, es el centro de descanso más importante de Kenia, (antes de Jesucristo, la llamaban Tonika). Su sola visión desde una zona elevada por encima de la isla produce un descanso instantáneo al viajero. Mombasa es un auténtico cruce de caminos de todas las culturas costeras locales. Unida a la tierra firme por una amplia carretera elevada, la ciudad se extiende sobre una colina de coral, flanqueada por los arrecifes, Tudor y Kilindini, que son dos puertos naturales. La ciudad vieja presenta una mezcla característica de rasgos árabes e indios, un laberinto de callejuelas estrechas, con balcones de “Julieta” y puertas labradas. Los artesanos del oro y la plata son característicos en esta parte de la ciudad. No lejos se encuentra el Fuerte Jesús, construido en 1593 como el último grito en fortalezas indestructibles. Ahora alberga un museo de antigüedades. A lo largo de la calle Digo hay edificios religiosos, como iglesias, mezquitas y templos hindúes. La Avenida Moi une la zona portuaria antigua con la moderna, en ella están los cuatro colmillos de elefante de acero, símbolo de la ciudad. La costa norte de Mombasa se divide en varias zonas. La carretera principal recorre la costa norte, discurre a dos kilómetros de la orilla y lo llevará a las reservas (Masai Mara, Samburu, Buffalo Springs) y los parques nacionales (Aberdares, Amboseli, Marsabit, Meru, Tsavo).
Parque nacional de Amboseli, está situado a un día de viaje de Nairobi. Al amanecer la montaña está cubierta por el habitual manto de nubes. En la puesta de sol los tonos son ocres y rosas, mientras la montaña se va oscureciendo poco a poco. Nubes luminosas, coronan el oscuro paisaje del páramo y la arrogante cima del Kimbo, siempre nevada. En el centro del Parque Ol Tukai, tendremos unas fascinantes vistas de Kilimanjaro. El auténtico oasis es una compacta y rica exhibición de vida salvaje. Se trata de mucho más que un escenario teatral, ya que el drama de la caza entre animales es algo habitual, incluso cuando aún hay luz y pocos lugares donde esconderse. Entre la gran variedad de fauna salvaje que podremos encontrar destacan rebaños de elefantes, rinocerontes y búfalos. Además, de entre las 420 especies de aves registradas en el parque, el martín pescador es el más fotogénico. El tejedor dorado  de Taveta es el más emblemático, pues es endémico de la región. Reserva de Masai Mara, en este extraordinario circo natural encontrará una gran cantidad de animales como el león, en todas sus variedades, felinos, como el leopardo o guepardo, hasta hienas, buscando lo que los demás dejan en sus correrías. En total hay 95 especies de mamíferos, anfibios y reptiles y más de 485 especies aéreas. El gran protagonista es el ñu. La palabra Mara significa moteado, y sirve para describir a este herbívoro, debido a los tonos de su piel y a sus colores y configuraciones. Keekorok, centro tradicional de la reserva, cuenta con un refugio de estilo colonial.
Reserva Nacional de Samburu, está situada al norte del monte Kenia, en las cercanías del gran desierto de matorrales que se extiende más allá del lago Turkana. La reserva está dentro del territorio de los pastores samburu. Tienen especies que son bastante raras que en el resto del país, como la cebra Grevy, el oryx Beisa, el ñandú azulado de Somalia y el antílope gerenuk, que pasa la mayor parte de su vida sobre dos patas, los arbustos son característicos del terreno que cubre gran parte de la reserva.

Parque Nacional de Tsavo, el centro del parque es Kilaguni. La vista general abunda en colinas verdes. Se trata de los montes Chyulus, de las montañas más jóvenes del mundo, formadas hace cientos de años. Estos montes envían ríos subterráneos que emergen en Mzima Springs, al sur de Kilaguni, produciendo millones de litros de agua fresca y clara, formando una especie de jacuzzi natural para los hipopótamos. En estas piscinas naturales y en el bosque ribereño de sus alrededores pueden verse todo tipo de animales, sobre todo monos y pájaros. Gran parte del sector norte lo ocupa una cadena montañosa, los Ngulias.
Flora, la selva tropical es muy fértil. Los bosques de las tierras altas se caracterizan por las lianas colgantes, los musgos, helechos y los grandes árboles. Los manglares. Las praderas de las sabanas donde abundan los árboles de hoja perenne, acacias y coníferas, además de los míticos baobabs del cuento El Principito”.
Fauna, los ñus y cebras de las llanuras. Leones y leopardos, elefantes, jirafas, avestruces, rinocerontes, búfalos, jabalíes verrugosos, cocodrilos, hipopótamos rosas, impalas, monos, orix, etcétera.
Las aves, los picabueyes, garzas abejarucos, águilas reales, oropéndolas, martines pescadores.
Artesanías, puede comprar objetos locales elaborados por las tribus indígenas en madera de ébano desde máscaras, escudos, tallas en madera y otras piezas, hasta collares, pulseras y adornos.
La gastronomía keniata ha recibido influencias británicas, asiáticas, árabes e indias. En los mercados es fácil encontrar verduras cocinadas de forma diversa, frutas tropicales que se incluyen en los postres y mariscos frescos, como langosta, gambas y ostras. La tilapia, la perca del Nilo y la trucha son los pescados que ocupan la mayoría de las preparaciones. Encontrará platos de origen hindú, con platos a base de arroz como el biryani y el pulao, o masala y curry picante. Los platos principales son el ugali y el sukuma wiki. El ugali está hecho de maíz y se cocina en una papilla espesa. El sukuma wiki es un estofado o guisado de carnes con espinacas y verduras de temporada. El irio está hecho de puré de patatas verdes y judías o maíz cocidos, y también la mukumia, compuesta de maíz, batatas, plátano y frijoles. Un plato de carne típico es el nyama choma, o cordero a la plancha.
El clima en muy placentero, debido a la altura de Nairobi y los parques nacionales. Las temperaturas oscilan entre los 21 y 26 grados las máximas y 9 y 13 grados las mínimas. Por la noche refresca. La costa es calurosa. Conviene llevar ropa que se seque con facilidad. Ropa deportiva y traje de baño. Si desea realizar un safari le recomendamos llevar prendas ligeras, vaqueros y camisetas, además de gorro. No olvide también llevar una prenda de abrigo ya que las noches suelen ser frescas. En cuanto al calzado, debe ser cómodo, encontrará lugares donde no existe pavimento. En la costa, durante el día los pantalones cortos son admitidos. No olvide llevar repelente para mosquitos y cremas solares de alta protección, además de gafas de sol y sombrero. Para viajar a Kenia es necesario tener el pasaporte en vigor. Los ciudadanos foráneos deben proveerse de visado que puede obtenerse por 50 dólares, para una sola entrada. Para múltiples entradas el precio es de 100 dólares. La moneda es el shilling de Kenia o chelín keniano (un chelín representa 19 centavos de peso mexicano). Recomendamos llevar dólares ya que son fácilmente cambiables en lugares de cambio oficial. Un dólar americano corresponde con 77 chelines. Un euro representa 90 chelines. Puede moverse por autobús o en taxi en las áreas citadinas permitidas. En el aeropuerto de Nairobi los bancos están abiertos las 24 horas del día. Visite Kenia y conozca el corazón pleno de Africa. Una experiencia única e irrepetible.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: