La leyenda inglesa de 1968, regreso a Guadalajara para despedirse de los escenarios. Deep Purple ha estado más activo que nunca, con el lanzamiento de su nueva producción, Infinite, una gira mundial junto a Judas Priest, encabezar los más grandes festivales de rock y metal del mundo. Con una gran despedida que no tiene fecha de caducidad hasta el momento, Ian Pace, Roger Glover, Ian Gillan, Steve Morse Y Don Airey, bajo un helada noche el 15 de noviembre en Foro Alterno ante seis mil personas, dieron inicio con “Highway Star”, con una potencia de sonido todo bien acomodado, cada frecuencia y nota. Como un buen vino nos saboreamos el buen hard rock de Deep Purple. “Pictures of Son”, “BllodSucker”, “Demon´s Eye”, “Sometines I Feel Like Screaming”. Ian Gillan, si bien ya no puede subir los altos de sus cuerdas vocales como en 1970, su voz se sigue manteniendo en buen estado, controlando el escenario de manera elegante, como el señor frontman que es. La batería de Ian Pace, brillante con el logotipo de la agrupación por delante, tocando de manera calmada y sencilla pero transmitiendo gran potencia que se sentía salir por los altos parlantes. “Uncommon Man”, “Lazy”, “The Surprising”, “Time of Bedlam”, “Birds of Prey”, “Perfect Strangers”, “Space Truckin”. La nostalgia llegó con el favorito “Smoke on the Water”.  Los solos de Steve Morse y Don Airey, de manera espectacular y representando el alma de lo que alguna vez pertenecieron a Ritchie Blackmore y Jon Lord. “Hush” y “Black Night” para cerrar el gran concierto de los británicos.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: