Verónica Luna
El mapa las muestra apiñadas en un fragmento de Sudamérica. La Guayana Francesa, Surinam y Guyana, son tres territorios prácticamente inexplorados por el turismo. Tres misterios a descubrir.
Pertenecen a un rincón de Sudamérica. Están unidas por características comunes, pero a la vez mantienen las distancias de la propia identidad. Cada una tiene su idiosincrasia, que a la vez es diferente del resto de Sudamérica. Pero todas juntas, o separadas, son todavía una zona desconocida por el turismo masivo. Los atractivos naturales no están acompañados de una infraestructura turística que les permita abrir las puertas de par en par para recibir a los turistas. Quizá algún viajero intrépido o curioso, se anima a la aventura de internarse en sus selvas, playas, ríos y mares. Los ríos y la navegación en pequeñas canoas  es frecuente en Guyana
Ubicadas en el extremo norte de América del Sur, sus territorios fueron colonizados por ingleses, franceses y holandeses, que le imprimieron una identidad diferente a la de los territorios conquistados por españoles y portugueses.
Guyana
La Guyana limita con Venezuela, Brasil y Surinam. El territorio fue colonizado por los británicos, de quienes se independizó en 1966. Su ciudad capital Georgentown, y el idioma inglés son un símbolo de su pasado de raíces británicas.
Guayana Francesa
Este territorio bajo dominio francés tiene una historia ligada a los buscadores de oro, que llegaron a la zona en el siglo XVII. Después, fue el lugar elegido para instalar cárceles hacia las cuales eran deportados los prisioneros.
Surinam
Multiétnica y multicultural, en Surinam se descubre una mezcla singular donde el idioma oficial es el holandés (ya que estuvieron bajo dominio de Holanda hasta su independencia en 1975) y el dialecto local, producto de la fusión entre los distintos grupos humanos que habitan sus tierras. (Agencias).

fotografía:http://antidotonatural.info