Gastronomía

Lo nuevo es muy bueno en cocina de Fornino

Written by HectorAra

Manlio Fabio Castro
La buena cocina enamora, prevalece, son ya siete años de la cocina italiana en Fornino, restaurante en la colonia Chapalita, conquistó la preferencia de sus comensales a base de trabajo, conservando la calidad de sus alimentos, platos en mesa a justo tiempo y temperatura, muchos de ellos muy generosos, atención de amigos encabezada por su gerente operativo el señor Héctor Manuel Buenrostro Mendoza, la excelente administración de sus directores Martha y Salvador Villalvazo Flores, y la mano de un excelente chef, Juan Carlos Saharrea Gutiérrez de descendencia vasca, su abuelo era del pueblo Lecaros región de Navarra, provincias vascongadas, frontera con Francia. Para este séptimo año se venían cocinando nuevas propuestas para incluirlas en el menú, unos meses atrás se han incorporado y han sido del agrado de los visitantes, de ello platicó su chef Carlos Saharrea:
“Creo que los nuevos platos han sido muy bien aceptados, es importante para Fornino innovar, incorporar nuevas propuestas culinarias y en eso trabajamos para consentir a nuestros clientes y amigos; es el caso del carpaccio di tonno que son láminas finas de atún ahumado con vinagreta de alcaparras, lleva un poco de nuez tostada, aderezo de mango picante y coronado con arúgula y trozos de mango, es un sabor que identifica la cocina de Fornino, con ese toque italiano ($108).  Ha sido muy demandado y lo sugerimos para complementar bien el maridaje con un vino tempranillo o Shiraz.
“Está el risotto di polpo, un pulpo a las brazas de carbón, preparado con un adobo ligeramente picante y dulce a la vez, montado sobre un risotto con queso Parmigiano Reggiano original de Italia con 30 meses de maduración, presentado sobre una tabla, muy rústico, además que el pulpo va completo con todos sus tentáculos y cabeza, la presentación es innovadora, es sensacional, los clientes se asombran de ver el pulpo entero y eso ha gustado mucho” ($285).
“Bistecca al Reggiano, es el corte de vacío de 500 gramos en una crema especial ácida a base del queso anfitrión Reggiano en reducción de vino blanco, riquísimo, sugerimos que vaya en término o bien cocido para que la crema no se mezcle con la sangre, y se acompaña con verduras tres pimientos, calabaza, zanahoria y espárragos ($298), y qué puedo decir, ideal para acompañar con un vino de uva Cabernet Sauvignon.
“Y hablar de un clásico en este lugar es el spaghetti Reggiano, que se prepara en el comedor frente al comensal para que vea su proceso y se enamore más de este delicioso plato, va cremoso con este queso en reducción con vino blanco, quedando ácido, lleva cebolla, al final se sirve con láminas del mismo queso, salsa pomodoro hecha en casa y sobre ello reposando láminas de jitomate deshidratado, se prepara una porción tan vasta que es ideal para compartir unas dos o tres personas.
“Los mismos clientes son los que marcan la pauta para seguir haciendo modificaciones, es por ellos que hemos incluido estos platillos, hemos cuidado cada uno de nuestros platos, la calidad de sus ingredientes, estandarizando todo, incluyendo tiempo de entrega y temperatura, notamos la satisfacción del cliente, con eso nos sentimos pagados. Sin duda puedo decir que Fornino es protagonista en el corredor gastronómico de Chapalita que ha crecido bastante”, finalizó.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: