Héctor Castro Aranda, texto y fotos/enviado Morelos
De los creadores de Akamba y Bahidorá, junto a Ocesa, presentaron un nuevo festival, Solar GNP, el 18 de mayo en Jardines de México en el Estado de Morelos. Jardines de México, a casi dos horas de Acapulco, es un encantador lugar con hermosas vistas de los valles, con un sinfín de flores y extensos jardines arreglados de diferentes formas dando como resultado un bello y encantador lugar. 

Este evento apostó por un mercado diferente, más familiar y para personas con gustos musicales no comerciales de actualidad, que gustan de viajar, probar un vino, disfrutar de la gastronomía.
La parte gastronómica fue a cargo de Molino de Enrique Olvera, Lardo de Elena  Reygadas, Manzanilla de Benito Molina, como proyectos invitados, a los que se sumaron Campobaja, Dante, Brasa y Fuego, La Panga del Impostor, María Ciento 38, Pal Real, Ja Mat, Cancino. Y si fuera poco, los alimentos fueron acompañados de los mejores bares del mundo en cuanto a coctelería se refiere, Little Red Door de París, Nightjar de Londres, Hanky Panky de Ciudad de México. 

La parte musical fue el atractivo principal, con ciertas agrupaciones muy rebuscadas que causaron furor y extrañeza porque no tuvieron fechas en otras partes de la República. Diego el Cigala, con su proyecto de salsa y jazz latino, con una breve participación pero concisa, bajo los fuertes y húmedos calores tropicales que nos otorgaba Solar. 

Pero qué nos dicen de Kool and The Gang en su gran regreso al país, cinco años después de compartir escenario con KC and The Sunshine Band en Ciudad de México. Ante 15 mil personas, Michael Ray, Robert Bell, James Taylor y compañía, tomaron el escenario con “Tonight”. Los fuertes acordes del bajo, dominados, controlados por el señor Bell, fundador de la agrupación funk. Tylor de 65 años de edad, con una fuerza y voz envidiable de inició a fin, se encargó de todo el concierto, ya que de los últimos diez años a la fecha, hace intermisiones con otros vocalistas. “Open Sesame”, “Too Hot”, “Joanna”, “Jungle Boogie”, “Get Down on it” , “Ladies Night”, “Celebration”, los clásicos que no podían faltar. Bell y Taylor se impresionaron con la euforia del público asistente. La presentación de los neoyorquinos duró alrededor de una hora y media. 

 Con todo el sonido de la costa de Jersey, Estado Unidos, Lauryn Hill, una de las voces más encantadoras dentro del hip hop, no dio clases de cómo dar buenas rimas, acompañada de una banda en vivo que ella misma dirigía y claramente mostraba señas de malestar si no le seguían sus indicaciones. Lamentablemente, solo estuvo en el escenario 40 minutos, a pesar de ser la coestelar de Solar.

Tears For Fears, su única presentación en el país, muchos los esperaban en otra ciudad pero no fue así. El ahora dúo británico, Roland Orzabal en guitarra y voz, y Curt Smith en bajo y voz, salieron a escena con “Everybody Wants To Rule the World”, “Secret World”, “Sowing in the Seeds of Love”, “Pale Shelter”. Éxito tras éxito, con gran profesionalismo, fuerza, voz, como en las grabaciones de sus discos, sin bajar la guardia, el dúo regaló un gran momento, un exquisito concierto. “Break It Down Again”, “Change”, “Women in Chains”, “Head Over Heels”. Roland trató de hablar un poco en español, agradeciendo a todos los miles, y que disfrutarían de una gran noche con un montón de temas de los años 1980. Tears For Fears, le hizo homenaje a Radiohead con el tema “Creep”, para cerrar con el clásico “Shout”.

Al finalizar Tears For Fears, la gente se acercó al otro escenario donde la música estaría a cargo de la leyenda del disco house, Dimitri from Paris. Pero por cuestiones de logística, no se presentó.

(Comentarios: hectorcastro@cientounorevista.com).

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: