Opinion

Mayweather Jr. quiere su dinero

Written by HectorAra

Está a tiempo para continuar con su calendario de cobranza, son millones de dólares que ingresarían a su cuenta bancaria por la bolsa de la pelea que celebraría en mayo. Está cierto que en el actual universo boxístico no existe un astro de sus dimensiones, es el mandón, recibiría otro sueldo de fantasía. Debe sentir que pierde el tiempo, que otros, de veras, muy inferiores a su categoría, asciendan a los sitios que él ocupó por calidad en recientes años, y que reciban pagas que no les corresponden.

Es “Money”, y si ya lo hizo una vez, lo volverá a hacer, descolgará los guantes para ir por lo que le pertenece. Manny Pacquiao, fue quien lo motivó para regresar a los tinglados en su primer adiós al boxeo, el filipino ganaba el dinero más grande a través del circo que le montaba Bob Arum. Mayweather Jr., venía de acabar con el cuadro en ese primer retiro, no tenía competencia, aburrido, se caló en la lucha libre WWE, espectáculo en el que también se hizo respetar: ganó millones de dólares.

Mayweather Jr., recientemente declaró que podría enfrentar a Danny García, campeón mundial welter CMB, pelea que se montaría en Las Vegas, y en la que mostraría otra vez al mundo, su calidad boxística, estilo admirado o despreciado por aficionados del planeta, pero finalmente capital propiedad del estadounidense que volvería para ganar en el ring y en bolsas con el boxeo que lo mantuvo invicto en 49 peleas, el mismo que ridiculizó a Saúl “Canelo” Alvarez, que consintió a Manny Pacquiao, boxeó suficiente para volver a ganar, de la misma forma en 2016 y también en 2017.

Julio César Chávez, Marco Antonio Barrera y Juan Manuel Márquez, los recientes boxeadores mexicanos que cargaron con la fama mundial de esta prestigiosa escuela. JC, lo hizo durante dos décadas, en los años 1980 y 1990. Marco Antonio, heredó la estafeta, iniciando este siglo. Juan Manuel continuó enriqueciendo el prestigio en este decenio. Hasta hoy, no existe en el boxeo mexicano un exponente con dimensiones de monstruo sagrado. Y por ahí estaré atisbando.

 

Fuente : El Informador. José Rodolfo Castro.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: