Deportes

Neymar, el capricho de 222 millones de euros

Written by HectorAra

Enrique Alonso Cervantes
“No he venido a buscar aquí protagonismo, sino algo nuevo, los títulos que este club y sus aficionados merecen. Fue una de las decisiones más difíciles de mi vida, porque estaba bien adaptado al Barcelona, pero estoy muy feliz por llegar a la capital francesa”, señala emocionado Neymar Jr., el astro brasileño de los 222 millones de euros, una cifra récord. En los alrededores del Parque de los Príncipes, donde tuvo lugar la presentación oficial de Neymar como nuevo jugador del PSG, cientos de seguidores se congregaron en los alrededores, incluyendo a los aficionados ultra del equipo francés. Decenas de profesionales de la información asistieron a la rueda de prensa y posteriormente para que posara el futbolista con su nueva camiseta. Neymar ya reina en París.
¿Qué son 222 millones de euros para el PSG? La cantidad que el club francés invirtió para incorporar a su plantilla a Neymar. El anuncio del traspaso ha roto el mercado de fichajes. El de este verano y el de todos los veranos anteriores, atrás quedan las cifras que se pagaron por jugadores como Cristiano Ronaldo (94 millones en 2009) o Zinedine Zidane (71 millones en 2001). 222 es ya el número del verano. Ni el dinero que Lebron James, Kevin Durant y Stephen Curry, tres de los diez deportistas mejor pagados del mundo, cobraron el año pasado, iguala la astronómica cifra con la que el PSG le abre las puertas a Neymar.
Las largas colas en las boutiques del Paris Saint Germain (PSG) en la capital francesa no desmerecen a las que se suelen formar en las tiendas Apple cuando dicha compañía saca un nuevo producto. Pero en París, tanto en los Campos Elíseos como en la tienda situada frente al estadio en el Parque de los Príncipes, el objeto más deseado es hoy en día la camiseta con el número 10 que portará Neymar a partir de ahora con su nuevo club, que ya ha empezado así a rentabilizar el traspaso más valioso del futbol.
Neymar Jr., y el París Saint-Germain, cumplieron el trámite para concretar el fichaje más oneroso del futbol. El primer paso fue pagar la salida del astro brasileño del FC Barcelona, por lo que los representantes legales del jugador acudieron a las oficinas del club catalán y realizaron el pago equivalente a más de 263 millones de dólares. Tras quedar libre, Neymar, de 25 años de edad, firmó un contrato por cinco años con el PSG, con vigencia hasta el 30 de junio de 2022.
La Liga Española intentó evitar perder a uno de sus mayores activos al rechazar el pago de los más de US$260 millones, sin embargo el Barcelona recibió el dinero que consolida el traspaso más caro en la historia del futbol. De lejos. La anterior marca, por el pase del francés Paul Pogba del Juventus al Manchester United el año pasado (US$123 millones), ni siquiera llegó a la mitad de la cifra desembolsada por el astro brasileño.
Concretado su fichaje al París Saint-Germain, Neymar ve aumentar su salario de la noche a la mañana en más de US$17 millones, con lo que también se convertirá en el jugador mejor pagado del mundo, superando incluso a su amigo Lionel Messi y al propio Cristiano Ronaldo. También superará al argentino Carlos Tévez, que ostentaba dicho honor cuando fichó con el equipo chino Shanghai Shenhua en enero de este año. Según informan medios en España y Francia, la estrella brasileña ingresará anualmente unos US$47.5 millones (alrededor de €40 millones), eso sin contar los bonos que igualmente recibirá por victorias y títulos.
En base a este cálculo y si Neymar duerme las ocho horas diarias que recomienda la Organización Mundial de la Salud, estaríamos hablando de que el brasileño ganará la friolera de US$43,200 mientras está en los brazos de Morfeo. En comparación con sus compatriotas, el nuevo salario mensual de Neymar equivale a 14 mil salarios mínimos en Brasil.
En este sentido, el pase de Neymar al PSG puede considerarse un fichaje de Estado que rompe las reglas del mercado del futbol y que sienta un precedente que la UEFA debería atajar. Porque una cosa es que un propietario particular o un grupo privado, independientemente de su nacionalidad, lleve a cabo operaciones multimillonarias y otra es que una petro monarquía como Qatar pueda desestabilizar el futbol europeo mediante la compra de cracks con dinero cuya procedencia apunta directamente al emir Hamad bin Khalifa Al-Thani.
El PSG no tiene un dueño definido. Pertenece a Qatar Investment Authority (QIA), un fondo soberano de inversión creado en 2005 por el propio Hamad bin Khalifa Al-Thani, entonces emir catarí. QIA se hizo con el control de un 70% del PSG en 2001 y un año después pasó a controlar la totalidad de las acciones de esta entidad, cuya cara visible es el presidente y director general, Al-Khelaïfi, quien también dirige los canales deportivos de Bein Sports, franquicia deportiva de Al Jazeera.
La fuente de financiación del fichaje de Neymar, por tanto, son los petrodólares que surten la economía de un régimen teocrático como el de Doha. Esta es la razón que explica que el PSG pueda hacerse con los servicios de Neymar, hasta ahora, ante la pasividad de las autoridades europeas del futbol. Cabe subrayar, además, que el monto del contrato de imagen firmado por el PSG con la oficina de turismo de Qatar por 200 millones de euros anuales doblaba su justo valor, que debía ser de unos 100 millones.
Qatar continúa también los preparativos para organizar la Copa del Mundo de futbol en 2022, a pesar de numerosas polémicas surgidas desde su designación como país organizador, debido a la supuesta compra de votos para ganar la candidatura. La llegada de Neymar al PSG es, sin duda, un “efecto de promoción” para Qatar en un momento complicado para el emirato, consideran los analistas deportivos.
¿Se ha vuelto loco el futbol? ¿Está pagando el PSG un precio tan alto por Neymar que acabará lamentándolo, causando su propia quiebra financiera? ¿Está el futbol entrando en una burbuja especulativa? El PSG no está haciendo más que llevar a un nivel más alto la estrategia con la que Florentino Pérez convirtió al Real Madrid en el equipo más valioso del mundo, invirtiendo en jugadores con estatus de celebridad mediática, los denominados Galácticos: Ronaldo, Figo, Zidane, Beckham, etcétera, para de esa manera no únicamente ganar torneos y títulos, sino que aseguró el lleno permanente de estadios, disparó las ventas de camisetas y souvenirs del equipo y convirtió al palco del Real Madrid en el escaparate comercial más codiciado del mundo.
¿Apuesta o capricho?, lo cierto es que el fichaje de Neymar, presentado ya oficialmente, dinamita el supuesto “juego limpio”, que debería existir entre los equipos de futbol y cuestiona las cláusulas de rescisión de contrato que acompañan a las estrellas deportivas. Y mientras el mundo del futbol asimila apenas la llegada del fenómeno brasileño a la capital francesa, lo cierto es que se espera que el amazónico no sea el último jugador en superar la cantidad de 200 millones de dólares. Así que, mientras haya quien los pague, el mundo tendrá que acostumbrarse a este tipo de transferencias. Ver para creer.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: