Carlos Gómez, Jorge Saracho, Héctor Castro Aranda/ enviados Las Vegas, Nevada.

En el desierto del mundo capitalista más importante del mundo, en la ciudad de Las Vegas, Nevada, desde hace 21 años se celebra uno de los acontecimientos punk más importantes de los recientes tiempos, Punk Rock Bowling Las Vegas.

Ciento Uno estuvo presente tomando los mejores momentos de este épico festival. Leyendas y nuevas agrupaciones del punk se juntaron para tener un cartel histórico, único, que ha causado su lleno en taquilla. Downtown Las Vegas Events Center, el anfitrión, acompañado de los clásicos hoteles de más de 60 años, donde nació la gran historia de esa ciudad luminosa. Cayendo en lo poético, de la desgracia y la gracia, del capitalismo de Nevada y las bandas antisistema. 25, 26 y 27 de mayo. La ciudad fue parte del festejo, con la inclusión de shows en clubes y bares, dando esa experiencia real del punk, de estar aplastado, conviviendo con los hermanos musicales, saltando, gritando, las bandas y el público fundidos en una unidad, sin barreras, la energía que solo este movimiento te puede proporcionar. Ningún festival sobrevive a una segunda década sin evolucionar, y Punk Rock Bowling ha sufrido su parte de transformaciones de una reunión de la industria a fines de la década de 1990, a un festival en toda su extensión en diferentes lugares de la ciudad recientemente.

El sábado podría haber sido el día más activo en la historia de Punk Rock Bowling, pero el domingo podría ser el mejor o el lunes, depende de cómo les fue en la feria en su historia musical personal. Además de una experiencia general más suave, la alineación era variada y excelente, con bandas que aparentemente se alimentaban de la energía de cada uno de los presentes. Probablemente una molestia muy grande del festival era que no se sabía para dónde ir, para dónde programar, es decir, era demasiada música, demasiadas bandas en escenarios principales y alternos, si te perdías una gran agrupación, podías descubrir una joya en crecimiento. Rancid, The Vandals, Fear, The Descendents, Perkele, Flag, esta última alineación nada menos que los fundadores de la mítica Black Flag.

En los escenarios alternos con la participación de bandas como The Casualties, Exploited, Iron Reagan, se notaban más las mohicanas y los estoperoles, punks de la vieja guardia, o simplemente melómanos, se concentraban en los grandes escenarios.

El lunes, si un lunes, algo raro para terminar un festival, pero en Las Vegas, eso no importa, de lunes a domingo es viernes siempre. The Hives, un grupo que coquetea con el punk pero que jamás pasaron por ese mundo, fueron aceptados, arropados, los europeos con su gran energía tuvieron el mundo punk a sus pies. Los Dead Boys, los favoritos y arropados chiqueados de Hilly Kristal el fundador de CBGB.

Para cerrar, los favoritos del 2 tone, The Specials. Sin duda, la actuación más feliz del fin de semana. Las leyendas del ska británico han estado por mucho tiempo en las peticiones para que fueran parte de este festín de los hermanos Stern y ha valido la pena la espera. (Comentarios: hectorcastro@cientounorevista.com).

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: