Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com
Auguste Rodin, uno de los más celebres escultores de finales de siglo XIX en Francia, considerado el padre de la escultura moderna, su importancia se debe a la ruptura con el canon académico que imperaba en ese entonces; una de sus obras más notables fue La puerta del Infierno, La edad de bronce y Los Burgueses de Calais.
La semana pasada se estrenó en las salas de los cines mexicanos, la era dorada y de mayor creatividad de este grandioso escultor, mostrado su perfección ante sus obras, su evolución y su visión adelantada, con una magnífica representación sensorial y profunda del actor Vincent Lidon, como Auguste Rodin e Izïa Hilegin como Camille Claudel, quien fuera su alumna y enamorada.
La película goza de grandes diálogos y tomas artísticas sin censura. La casa productora francesa, France 3 Cinema, ha recibido grandes elogios por parte de la crítica especializada. Aplaudida y nominada en el Festival de Cannes. (Comentarios: hectorcastro@cientounorevista.com).

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: