Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com
Save Ferris se formó en 1995 en Orange County, Estados Unidos, proyecto de Monique Powell. Se hizo de gran popularidad por intervenir en los géneros del punk y ska. En 2013 regresaron a la música para tener grandes giras, tocar en festivales y visitar México hace dos años. Monique brindó de su tiempo a Ciento Uno:
–Platíquenos de su experiencia en México…
–Era el Pepsi Ska Fest, fue increíble, simplemente increíble, ya tenía muchísimas ganas de regresar a Ciudad de México, para mí fue como un regreso a casa porque hemos tocado muchísimos shows en la capital mexicana y para mí es como una segunda casa. También me divertí muchísimo con todas las otras bandas, nos la pasamos súper bien, hay un video muy padre en You Tube de nosotros haciendo “One Step Beyond ” y la gente estaba toda emocionada.
–¿Qué sensación tuvo al tocar con sus compañeros y su ciudad en el Back to The Beach?

–Yo crecí en Orange County, la sensación es como dulce amargo, mi padre falleció el año pasado y a él le hubiera gustado disfrutar de ese show y al mismo tiempo estoy feliz porque estoy disfrutando con mis amigos y con la gente con la que crecí. Es interesante, porque en 1995, cuando apenas comencé en la música, yo nunca imaginé que este evento se iba a convertir en un gran festival en  la playa, y cuando yo hice tour con The Aquabats, Goldfinger y Reel Big Fish en 1996, nadie nos imaginamos que un día sucedería.
–Vemos que tienen muchísimos fans, y gente con sus playeras de la banda, ¿qué opina de eso?
–Sí, que es lindo, diferentes generaciones también. Cuando reuní a la banda de regreso en 2013, no sabía para qué publico estábamos tocando. Eran diez años que no había subido al escenario, era gente de mi edad y adolescentes al mismo tiempo, fue muy sorprendente y agradable. No pensé que Save Ferris seguía con una trayectoria entre nuevas generaciones y que gente aún escuchaba mientras que yo literalmente dormía por diez años. Hace tiempo sufrí una situación de salud y le prometí a mi padre que si salía de esta volvería a la música, no sabía qué esperar, pero la gente viene a nuestros shows, para mí es algo muy bonito.
–¿Qué opina de la industria musical de hoy y el movimiento de punk ska?
–La verdad para mí definitivamente fue algo que tuve que aprender de nuevo cuando regresé en 2013. Era como si estuviera en modo de coma, no sabía cuánto había cambiado la industria desde el tiempo que yo empecé, estaba completamente perdida, literalmente tuve que aprender cómo hacer esto más rápido. Creo que la industria es amable con el artista actualmente, no tienes que tener un contrato de multi millones de dólares para poder sacar un disco, tienes el apoyo de tus fans que atienden tus shows y bajan tu música, eso es la mejor parte para mí. Y con respecto de la música de ska, yo quedé impresionada cuando fui a Ciudad de México, estaba muy emocionada porque hay un sonido distinto de ska, sé que para ustedes no es nuevo, pero para mí era como metal con ska, el sonido está simplemente asombroso, me fascinó. Los fans en México son lo máximo. Cuando toqué en Vive Latino, fue uno de los mejores días de mi vida, jamás había experimentado la fuerza de tocar ante casi cien mil personas, solo pensé que qué afortunada soy, quiero regresar, más bien voy a regresar.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: