Angel Abitúa Terán
cientounorevista.com
Según el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) el 25 por ciento del total (132 millones aproximadamente) de nuestra población, son jóvenes de entre 15 a 35 años de edad. Esos aproximadamente 30 millones de jóvenes viven en el caos, la inseguridad, la violencia y apatía, y ante un nublado e incierto futuro.
—¿Qué hace tu chamaco?  —El mío ni estudia, ni trabaja, ni tiene ganas de hacer algo con su vida, será que está cambiando tanto el mundo que no encuentran su lugar. Y no nada más el mío, sino que veo que sus compañeros están igual y la verdad es un triste cuadro. Sin escuelas, ni maestros bien preparados para satisfacer la gran demanda, nada más nos queda implementar milagrosamente un eficaz sistema (Montessori) que pueda generar cambios en la raíz, y a la mejor algunos se vuelven a los campos a sembrar y cosechar, otros podrían vivir del agua y sus alimentos, probablemente otros en otros tantos asuntos de la vida cultural, económica, política y social en los que podrían encajar y transformar nuestra manera de vivir. Mientras tanto es cierto que los millones y millones de jóvenes que viven en nuestro sistema sin acceso al empleo, la educación, la salud y muchas otras cuestiones formativas, representan un  porcentaje importante en la cadena productiva que no participa, y los mantiene paralizados, estancados y todo esto completa su desoladora imagen. Sin coronas de flores colgadas en las puertas de las novias, o sin vestidos blancos que se llevaban a la iglesia, ahora es otra cosa, ya no se casan, ni tienen hijos, pero siguen viviendo con mamá aunque estén divorciados. Donde come uno comen seis, entre tanto la herencia de la ropa de los hermanos mayores en el rosario de miseria y pobreza que se sigue rezando y practicando, como su particular forma de gobernarnos, nos mantiene de un hilo mientras el mundo sigue girando, se globaliza la economía, se calienta más el planeta y los chavos siguen en su “ni”, o será que algunos germinarán para continuar el ciclo de la vida.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: