Ciento Uno Turismo

Tlaquepaque, sus terrazas

Written by HectorAra

José Rodolfo Castro
Pasa el tiempo, y el pueblito luce más atractivo. Siempre presenta novedad para cautivar a sus visitantes, turistas que viajan miles de kilómetros para conocer y reconocer la belleza de Tlaquepaque. Zona peatonal adoquinada, galerías en hermosas casonas de otros siglos, prestigiosas exhibiciones, arte que cambia estados de ánimo en instantes, para admirar la belleza de la arquitectura, de las creaciones, de su gente.
Casonas frescas, de adobe, de muros anchos y altos, que acogen a la gastronomía, arte culinario que emprende reconocimientos internacionales, con restaurantes que saludan uno, y después otro, a los paseantes, cocina que atrapa, menú musical con géneros interpretados en español, los más, otros con mariachi en vivo, turistas y locales que prefieren el tequila.
Restaurantes que han enriquecido sus instalaciones con atractivas terrazas, las que ofrecen más sensaciones a sus clientes, a sus amigos, admirar la peatonal calle Independencia, ver a la gente transitar, disfrutar de la cocina, momentos inolvidables.
Casa Fuerte, Casa Luna, Adobe, El Patio, Real San Pedro, restaurantes con terrazas, que han embellecido la escenografía, fotografías que viven frescas en la memoria de turistas de otros tantos continentes, enamoramiento que provoca sus reiterados regresos, por un sinfín de detalles que suman las galerías, los restaurantes de Tlaquepaque, un entorno mágico, que cumple así su función.
Un pueblito que no es disfrutado al cien por ciento por los tapatíos, una riqueza de atractivos que se tiene a la vuelta de la esquina, además del Parián, con su quiosco, con sus bailables folclóricos, existen nuevos restaurantes, recién abrió una cervecería con calidad en sus productos, en su servicio, hay cafeterías, está El Tecolote, la vinatería que conserva su aire añejo, ese es su éxito, además de la riqueza de marcas y el servicio de sus propietarios. Una zona peatonal, un pueblito en conjunto que es diferente a mucha de la oferta que ofrece Guadalajara, Zapopan, es para abrir los sentidos y disfrutarlo con calma, apreciar cada espacio de arte, de sus templos, de su jardín Hidalgo, y de la artesanía, que se puede admirar en casi cualquier espacio.
Eso es Tlaquepaque, un universo para descubrir y redescubrir constantemente, que siempre ofrece una novedad, que siempre cuida de su imagen, con momentos históricos que se vivieron en las paredes de sus añejas casonas.

Fotografía: elbuenvivir.mx

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: