Héctor Castro Aranda

Al entrar te sentirás como en una película de los años 1970, cada quien puede darle un significado diferente, eso es lo que pretende Vietnam, un bar que abrió sus puertas en septiembre de 2018, ofreciendo un menú gastronómico tradicional, cervezas, y su anfitrión, la música, que se explaya desde las tornamesas, únicamente en formato vinilo, y que día con día se invitan a diferentes expositores de este formato a compartir sus colecciones personales para disfrute de los comensales. 
Uvaldo Venegas y Francisco Domínguez, directores del recinto, platicaron con Ciento Uno de Vietnam Bar.
—¿Concepto?
—Ya habíamos visto la posibilidad de trabajar mi socio y yo anteriormente en tres proyectos que fueron descartados. En un trabajo previamente tuvimos compatibilidad, finalmente el último proyecto fue Vietnam, que duro un año en charlas. Y Vietnam es un lugar casual, tranquilo, donde se puede conversar, lo que nos interesa mucho es que sea un lugar de encuentro social, donde puedas intercambiar puntos de vista, hacer amigos, eso es algo que pasa en los bares, son creadores de comunidades y cultura. Un lugar de barrio, que la gente que transita por aquí, trabaja por aquí, que vive por aquí, le fuera apropiando. Es un lugar de bajo perfil, pequeño. Es un lugar sencillo, conciertos, toques de ciertas cosas. 
—¿Por qué el nombre?

—El nombres es un juego, queríamos jugar con la idea de lo tropical, exótico, oriental, pero sin volverlo temático. Es un significado libre, que no tuviera una referencia directa a algo, ideas vagas, pequeñas sugerencias.
—¿Vinilo?
—Tanto a Uvaldo como a mí nos gusta el formato del vinilo. Nos dedicamos a coleccionar discos de unos años a la fecha, tenemos gustos un tanto diferentes, pero se complementa en Vietnam, con un panorama abierto de la música. Mucha gente piensa que es un lugar guapachoso, pero encontraras, soul, disco, funk, rock, punk, tropical.
—¿Alimentos y bebidas?
—Escogimos un menú que fuera fácilmente de identificar por los comensales. Contamos con tacos como los de lengua, que se antojan con una cerveza. Cochinita, chicharrón en salsa roja, tacos paseados, comidas reconocibles que gustan, por eso elegimos ese menú como fonda. Tuétanos al horno, botanas como tostadas de cueritos. En bebidas, tenemos cervezas, las tradicionales de la Corona y artesanales que nos gustan mucho, son un mar de propuestas ahora en la ciudad, no ha todas les podemos dar cabida por el espacio limitado del lugar, pero tratamos de darle espacio a las marcas que son de Guadalajara.
—¿Equipo de sonido?
—Es oldie, son amplificadores de 1970, Realistic y un Sansui, las bocinas son Gradient de época, eso es lo que compone el sonido.

Vietnam Bar, Pedro Moreno 1296. Abierto de martes a sábado 2 de la tarde a 1 de la mañana; domingo de 2 de la tarde a 10 de la noche

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: