Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com

En un conjunto de varias ideas nace Vilma Funk, lo que denominan sus creadores como: simplemente es el lugar. En una de las zonas más tranquilas y colindantes de la colonia Ladrón de Guevara, cálido y confortante, abrió sus puertas el 22 de junio. René Cervantes y Héctor Ara Danielson, socios y propietarios de Vilma Funk, platicaron con Ciento Uno. —¿Cuál es el concepto?
—Son varias ideas de nuestro recorrido por la vida, vivencias personales plasmadas en un sitio, lo que hemos recatado en nuestras experiencias y otros proyectos, es un poquito de cada cosa, un buffet cerebral. Pero si nos vamos a algo más objetivo, el concepto es ciberpunk, que es un subgénero de la ciencia ficción, conocido por reflejar visiones distópicas del futuro en las cuales se combinan la tecnología avanzada con un bajo nivel de vida, retro futurista. Contamos con consolas clásicas como Nintendo 64, Dreamcast, Playstation 1, arcades, vinilos. 
—¿Qué ofrecen en alimentos y bebidas?

—Lo principal es cerveza, es la bebida, lo refrescante, las de Grupo Modelo, y artesanales como de cervecería Lola, Reyna, e internacionales como Guinness, Sapporo. Helado con stout; té, café y jugos. La botana son pretzels; como platillo único de la casa, fish and chips.
—¿Por qué el nombre?
—Es un personaje de ciencia ficción que se nos ocurrió, una chica de Brooklyn en ciudad de Nueva York, en la década de los años 1970 se fue a Japón a la conquista con todo el poder del funk, precisamente ese es el fuerte musical del lugar, el funk y sus variantes.
—¿Cómo funciona el servicio de videojuegos?
—El cliente simplemente se lo pide al personal en turno y sin ningún costo podrán jugar, ya sea con las consolas o las arcade. 
“También los queremos invitar este sábado 29 de junio, ya que tendremos una activación con el festival más importante de retro games en Guadalajara, Arcademania, presentarán una versión pequeña de su festival aquí, solamente dedicado a la familia Nintendo”, concluyeron.

Vilma Funk, Alfredo R. Plascencia 78, entre Hidalgo y Justo Sierra, a dos cuadras de avenida Américas, Colonia Ladrón de Guevara. Abierto de martes a sábado de 5 de la tarde a 12 de la noche. (Comentarios: hectorcastro@cientounorevista.com).

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: