Gastronomía

Written by HectorAra

La oda al sanguche en Chile

Bien digo cuando titulo este articulo como, La oda al sanguche, porque el sanguche antes de serlo fue pan y aquel producto migoso, a veces blanco o integral, con forma alargada, gorda, blandita, en rebanadas, mundialmente conocido como pan, es en términos chilenos lo que le da vida a la existencia.
No existe ciudadano chileno que no coma pan en alguna de sus múltiples versiones o que pueda irse al cajón jurando que jamás lo probó. No, eso no existe, hasta el más dietético alguna vez pecó y los que comemos con placer, podemos decir con orgullo “que la vida no es tal sin pan”.
Porque antes de entrar en materia de los sándwich, sanguch o sanguche, tenemos que hacer un poco de historia y referirnos al pan.
El pan es un producto alimenticio derivado de los cereales, en este caso procesados y que ha estado en la alimentación del ser humano desde el año 8 mil AC.
Una vez que tenemos el pan en nuestras manos y queremos devorarlo, podemos hacerlo en versión simple, es decir, solamente comerse el pan o rellenarlo con productos varios, ya sean dulces o salados.
En esta ocasión estamos avocados hablar del sándwich como se le conoce en Estados Unidos y que no sé ustedes, pero a mí esa palabra me evoca a un pan de molde, relleno con jamón, queso y chile, tapado dulce y tiernamente con una servilleta. En la más caricatura norteamericana. En versión mexicana estaríamos ante el lonche. Y en versión sudaca, dígase del cono sur, se le conoce como selladito en argentina al que es de miga (molde) y que fue preparado en la sanguchera, donde quedó herméticamente pegado, de ahí su nombre “selladito, sellado”. En el caso de Chile, hablando en términos locales, estaríamos refiriéndonos al “sanguche, sanguich”. Le sacamos la w, que nada tiene que ver con nuestra cultura y lo transformamos en algo más local.

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: