Manlio Fabio Castro
La llegada de la primavera, el cambio de clima, los rayos del sol más intensos, corrientes de aire más calidos seducen y la energía en el ser humano cambia, revoluciona, llena de alegría, se acercan vacaciones, la playa sin duda es obligada, no duden en hacer escala en las bellas playas de Bucerías para los que tienen el plan de viajar hacia Vallarta; pueblo de extremos buzos al natural que extraen el ostión, es todo un espectáculo ver su destreza; pueblo nayarita de excelsa cocina del mar, son muchas las opciones, así lo refiere la Asociación Restaurantera de Riviera Nayarit, pero una que no podemos dejar de mencionar es la rica palapa de Marysol, convertido en protagonista de la cocina nayarita. Lo que siempre se viene a la mente cuando viajas a la playa es eso, estar en la playa, tomar el sol, sentir la brisa, bañarte sin un alto riesgo en las faldas del mar, comer algo exquisito, ducharte después de un buen bronceado, disfrutar de un maravilloso atardecer y ver esa puesta de sol que nutre el espíritu… es ahí, en Marysol amigos.
Esa calle empedrada llamada Pacífico, es una romería de turistas, muchos de ellos canadienses y estadounidenses, explorando las ofertas culinarias, y por supuesto que les atrae mucho ver unas brasas y un gran pescado sobre ellas, un buen dorado, un huachinango, un robalo, u otros, según la temporada; el grill de Miguel Angel Castrejón, atrapa hasta al más exigente, su receta de aceite y condimentos para marinar y zarandear una buena lonja o un pescado completo, es cosa excelsa, su término, su sabor, su exquisitez, te harán regresar.
Ordenar algo de las brasas es una sugerencia que no debes pasar por alto, un kilo de pescado zarandeado esta en $290; pero también comerte un aguachile de callo de hacha, o uno de frescos camarones $140; para iniciar bien el día una orden de ostiones frescos en su concha, una garantía comerlos ahí y en Bucerías; sabrosos los taquitos de jaiba, que querrás repetir $80; qué tal una cazuela de mariscos al ajo arriero, un verdadero agasajo; si la cosa es una porción regular está el filete de pescado Marysol $149, y no podemos dejar de mencionar que es la casa de la langosta, pregunta por su langosta, te sorprenderá. La cocina cuenta con otros alimentos, como una sopa de tortilla, unas costillas de cerdo al BBQ, unas fajitas vegetarianas o bien las puedes solicitar de pollo, camarón, de res $145.
Visitar Marysol es comer bien, te mereces toda una tarde disfrutando de ese paisaje, una cubeta de cervezas heladas y quedar satisfecho de una buena comida o cena, sin duda la cocina nayarita está en Marysol, no te quedes encerrado en tu hotel, sal a explorar, disfruta verdaderamente de la vida de esta hermosa bahía.
Llegar a este pueblo hasta con los ojos cerrados, está al paso de
cualquier punto al que vayas en estas vacaciones, ya sea Punta de Mita, Nuevo Vallarta o Vallarta.

Marysol cocina de mar nayarita, calle Pacífico 4, centro Bucerías, Nayarit. Teléfono: 01329) 298 1914. Abierto toda la semana de 8 de la mañana a 10 de la noche. Desayunos, regaderas, camastros, spa y masajes.

222689_196957570347002_2793678_n 224643_196958180346941_2887728_n