Juan Pablo Barajas

El Jueves 28 de Febrero el elenco de la obra musical “Paparazzi”, cantó junto a sus homólogos Norteamericanos en el Ellington Room del edificio Manhattan Plaza en la ciudad de Nueva York, bajo la dirección de Mauricio Cedeño y ante un público de casi 200 personas entre los que se encontraban: productores, inversionistas, actores, familiares y amigos. Esto como parte de los acuerdos logrados el pasado mes de noviembre por la organización Broadway Sin Fronteras, gestora de proyectos escenográficos Mexicanos que busca llevar: Actores, Directores y Obras completas con la calidad de Paparazzi, para que puedan tener presentaciones en alguno de los circuitos de Broadway. El objetivo de presentar un recital musicalizado en vivo el día 28 del mismo mes en la consistió en una presentación musical conjunta donde interactuaran los actores mexicanos y los actores norteamericanos.

En palabras de Mauricio Cedeño: Solo dimos 4 funciones en octubre del 2018, las cuales nos dieron la oportunidad de ir a NY, así que el 11 y 12 de noviembre viajamos para participar en la lectura de la producción de Estados Unidos y cantar al final una canción en español La experiencia fue inimaginable, estábamos ahí, en pleno distrito teatral cantando ante inversionistas y productores de la capital del teatro musical. Nunca antes había sentido tanto miedo y emoción al mismo tiempo. No puedo describir el orgullo de ver al elenco Mexicano imponerse en escena y recibir ese caluroso aplauso. El resultado fue una propuesta para llevar nuestro montaje de Paparazzi, en español a la gran manzana en algún momento del 2019. Aquí decidí crear finalmente la marca de mi trabajo e invité a 4 personas para compartir el sueño

 crear un proyecto hermoso en coordinación con los productores de NY llamado “BROADWAY SIN FRONTERAS” y regresar a NY para montar un concierto con las canciones de la obra en ambos idiomas y compartiendo todo el evento con el elenco Neoyorkino. Nuevamente, entre el público habría inversionistas y productores de Broadway. Aquí viene la parte que a mi concierne y que aún estoy asimilando: Me invitaron a ser el director del concierto, a llevar la batuta de la escena…. me invitaron a dirigir a esos increíblemente talentosos actores y cantantes, entre ellos hay “Broadway desk awards”, “Nominaciones al Tony Award”, “Cantantes y actores que han trabajado en las producciones y con los directores más increíbles”… en realidad y sin que ellos lo supieran, me invitaron a enfrentar mis miedos. Fue un éxito? Si… artísticamente lo fue, en muy pocas horas logré montar un show en el que nos divertimos y nos convertimos en una sola compañía. El proceso fue mágico y sumamente catártico, han pasado 15 días y muy pocos de los que estuvimos involucrados hemos comprendido la totalidad la experiencia, algunos lloramos cuando hablamos de ella, otros aún no encontramos las palabras que lo expliquen, otros simplemente no sabemos cómo definir con palabras lo que nos sobrepasó emocionalmente.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: