El Año Nuevo es una celebración, una fecha señalada en las que nos reunimos con la familia y los amigos para convivir y desearnos lo mejor. Qué mejor que conozcamos las diferentes costumbres y tradiciones de otros países, cada cultura tiene su propia forma de festejar. La llegada de un nuevo año siempre causa expectativa y alegría. Comencemos 
México, el año nuevo reúne a las familias mexicanas. Se considera una de las fiestas más importantes del calendario. Para el último día del año, los mexicanos preparan una gran cena de diferentes platillos tradicionales. Dependiendo de cada estado, por lo general se puede encontrar pavo relleno, lomo de cerdo, romeritos, tamales, pozole y ponche. A esta cena, los mexicanos invitan a sus familiares y amigos más cercanos. Al día siguiente, el primer día del nuevo año, la tradición continúa. Las familias regresan a la casa donde se la pasaron en la víspera o acuden a otra casa a comer la cena de año nuevo pero recalentada. Se trata del famoso recalentado. En algunos lugares se acostumbra quemar un muñeco que simboliza el año que se va en un ritual denominado quema del año viejo. Otra tradición es la de realizar una limpieza general de la casa con el propósito de deshacerse de todo lo que no sirve y hacer lugar para lo que vendrá. Entrar y salir con maletas, para asegurar viajes durante el próximo año, es otra costumbre. Las 12 uvas son una tradición que se utiliza en víspera de Año Nuevo. Consiste en dar 12 uvas a cada miembro de la familia. Estas uvas deben ser ingeridas con las últimas 12 campanadas del año. Por cada campanada se ingiere una uva y se pide un deseo para el próximo año.
España, Nochevieja y Año Nuevo en España son de las festividades más esperadas, de eso no hay duda. La costumbre que se suele respetar en las casas es la de comerse las doce uvas. Si se consigue terminar con la docena está asegurado un año próspero y con suerte, los que no lo consigan lo tendrán un poco más complicado. Al igual que en Italia, los españoles eligen una prenda interior de color rojo como otra fuente de la suerte. Además, se dice, que si se echa un anillo de oro en la copa de champán que se usa para brindar por el Año Nuevo la suerte se multiplica. Por supuesto, en España tampoco se olvidan de felicitarse en las fiestas a través de los famosos christmas. Al igual que hace mucha ilusión recibir una tarjeta en estas fechas. Mientras que algunas familias son más de carne, encuentran en el cerdo al horno uno de sus platos más típicos; los amantes del pescado deciden pasar su Nochevieja disfrutando de un besugo al horno o de una lombarda con piñones. Otros platos típicos son el pavo, el cordero asado y las gambas. Como postre de Nochevieja la sopa de almendras es la elaboración más popular.
Brasil, La playa de Copacabana es el punto de encuentro en Río de Janeiro para celebrar Año Nuevo. Los fuegos artificiales son un verdadero espectáculo de luz, sonido y color que congrega a millones de espectadores y turistas que llegan a pasar fin de año al país. En Brasil es tradición vestirse de blanco en la última noche del año. El color blanco simboliza la felicidad y la pureza. Además, se suelen llenar las playas con velas de colores. Las velas blancas persiguen la felicidad, las amarillas la riqueza y las velas rojas ayudan a encontrar el amor. Las prendas interiores blancas aseguran un año en armonía y si se eligen prendas rojas seguramente será más fácil que el amor llame a la puerta. Durante esta última noche del año las mujeres brasileñas le rinden homenaje a la diosa del mar Yemanjá. El rito consiste en esparcir flores y soltar al mar barquitos llenos de dulces y velas con el deseo de reforzar las relaciones personales y ayudar a la fertilidad. En la cena de Nochevieja de los brasileños no puede faltar una feijoada. Un guiso hecho a base de frijoles que atrae la suerte si se come en la última noche del año.
Italia, fuegos artificiales por todo lo alto, incluyen sopa de lentejas en el menú de Nochevieja y eligen ropa interior de color rojo. Los italianos no se arriesgan y no dejan su suerte al azar. Por eso, cuentan con muchas tradiciones de Nochevieja que la mayoría suele cumplir. La más importante es la de elegir ropa interior de color rojo. Da igual si se es hombre o mujer, alguna de las prendas que se lleven en la última noche del año tiene que ser roja. Se cree que este ritual atrae la buena fortuna y la suerte el resto del año. Italia país gastronómico por excelencia por lo que no puede faltar la cena de fin de año, mejor conocida como cenone di San Silvestro. Los italianos suelen cenar en casa en familia, con platos típicos de cada región. El cotechino es carne de cerdo molida y sazonada según las diferentes recetas, con forma de pie de cerdo. Se suele cocinar con lentejas. Una variante del cotechino es el zampone, la preparación es similar, también carne de cerdo, pero en vez de estar envuelta en tripa del mismo animal, viene colocada en la pata de cerdo. Italia celebra única y exclusivamente con champaña spumante, hay de varios tipos, seco, dulce, etcétera. 
Francia, música, baile y la mejor champaña del mundo son los ingredientes infaltables. Tampoco puede faltar la mesa bien provista de las delicias locales más típicas. Platos dulces y salados agilizan la espera. Al tocar las doce campanadas, es tradición que los enamorados se besen bajo una ramita de muérdago, para atraer a la buena suerte. La atmósfera festiva se traslada a las calles. En París, los Campos Elíseos se convierten en el escenario de un cuento de hadas, mientras los desconocidos brindan como si fueran amigos desde siempre y se desean buenos augurios para el año que inicia. A lo largo de la avenida que une al Arco de Triunfo con la Plaza de la Concordia, millones de luces encienden la noche. Las tarjetas de felicitación son una obligación de los franceses. Finalmente, no podemos olvidarnos de un verdadero emblema del Año Nuevo en Francia: la galette des rois. Una exquisita torta de hojaldre rellena de pasta de almendras, rodeada con una corona de cartón. Una costumbre es que los enamorados se besen a las doce de la noche bajo una rama de muérdago para así atraer la buena suerte. 
Alemania, los alemanes lo tienen claro, Nochevieja y Año Nuevo hay que celebrarlos por todo lo alto. Y es que al país germano le encantan los fuegos artificiales. De hecho, cada Nochevieja Alemania se gasta más de un millón de euros en pirotecnia. Pero ¿por qué lo hacen? Este despliegue de luces y ruido viene de una tradición de Nochevieja muy antigua. Se cree que montando este espectáculo se consigue alejar a los fantasmas y espíritus mientras se atrae un año de tranquilidad. Pero, además, los alemanes mantienen otras tradiciones muy curiosas. En el menú de Nochevieja es frecuente que se incluya un plato de lentejas. Dicen que así aseguran un buen año a nivel económico. Además, se suelen regalar entre ellos un bollo de leche con forma de trenza como símbolo de buena fortuna para el Año Nuevo. También es costumbre recibir año nuevo bebiendo un vino espumoso llamado sekt.
Grecia, donde no se andan por las ramas. Si quieres tener un buen año te lo tienes que ganar a pulso. De hecho, la mayoría de las tradiciones de Nochevieja en Grecia están relacionadas con el juego. Y es que los griegos creen que si durante la última noche del año tienen suerte jugando a las cartas o a los dados tendrán también mucha suerte durante el año siguiente. Para todos aquellos que no son buenos en los juegos de azar no está todo perdido y existe alguna forma de conseguir un año de buena suerte. Tradicionalmente, en Nochevieja, se suele hacer un pan con albahaca en el que se esconde una moneda. El pan se suele repartir entre todos y si te toca la moneda has asegurado la buena suerte para el Año Nuevo. La gente suele romper una granada el primero de enero, porque es una fruta que conlleva simbolismos positivos. En la Grecia antigua se creía que la fuerza de la granada provenía de su multitud de granos, que traen abundancia y fertilidad, por su color escarlata. 
Una de las mejores formas de inculcar entre los más pequeños el respeto y el amor por su cultura y tradiciones es que conozcan la forma en cómo se celebra la llegada de Año Nuevo. Las costumbres y rituales en cada nación son muy diversas y combinan magia, religiosidad, amistad y valores. 
¡Enhorabuena, feliz 2019!  

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: