Enrique Alonso Cervantes
“Cuando llegué al número uno, no sabía que ninguna rapera lo había hecho desde 1998. No sabía lo importante que era para la comunidad y para las minorías. Cuando le dije a mi abuela que estaba en el primer puesto de Billboard, ella me preguntó ‘¿qué es eso?’. No he cambiado, asisto al festival dominicano en Nueva York y sigo frecuentando mi barrio, porque donde vivo actualmente no hay comida latina sabrosa”, señala convencida Cardi B, la diva rapera actual y latin queen de las listas, de ascendencia dominicana y trinitaria. La imagen de una tierna niña con la mano en la cintura y una llamativa cabellera se ha vuelto tendencia en Facebook, Instagram y Twitter con la ya famosa frase: “Dice mi mamá que…”. Este viral surgió cuando la rapera estadounidense compartió una foto de sí misma cuando tenía cinco años y la acompañó con el mensaje: “Mi mamá dice que todos tienen que jugar conmigo”. De su cuenta de Instagram saltó a todas las redes sociales. Ahora esta pequeña que está generando diversión en Internet, se ha convertido recientemente en mamá y está casada con el rapero Offset.
Más allá de esto, Cardi B se ha convertido en una de las mujeres más influyentes del hip hop. Ganó una notoriedad enorme en el mundo de la música estadounidense a partir del éxito de su canción “Bodak Yellow”, lanzada el año pasado, en la que habla de su vida anterior como bailarina exótica. Nacida en el Bronx (11 de octubre de 1992), Belcalis Almanzar, su verdadero nombre, trepó recientemente a la cima de la lista de sencillos de Estados Unidos con su canción “I like it”, interpretada junto a J Balvin y Bad Bunny. “Por acuerdo de mis papás el nombre de mi hermana fue Hennessy, una conocida marca de coñac, así que a mi todo el mundo solía llamarme Bacardí. Después se convirtió en mi nombre en Instagram, Bacardí B, pero por alguna razón mi cuenta no dejaba de ser bloqueada. Y creo que Bacardi, la compañía, tenía algo que ver con esto. Así que al final lo cambié por Cardi B».
Su primer álbum se tituló, Invasion of Privacy (2017), cosechó 10 nominaciones para los MTV Video Music Awards (VMA), reflejo del año en que se convirtió en una de las artistas más exitosas y de las más buscadas de la industria. La cantante obtuvo nominaciones en todas las principales categorías, entre ellas la de Mejor artista y Mejor artista nuevo, así como las de Mejor video, Mejor colaboración y Mejor coreografía, principalmente por su trabajo con Bruno Mars en “Finesse”. En los últimos meses la hemos visto en innumerables reality show. Ha participado en Uncommon Sense with Charlamagne (2015), Kocktails with Khloé (2016), Being Mary Jane y Hip Hop Squares (2017). Pero fue a partir de 2015, que Belcalis Almanzar consiguió dar el gran salto, pasó de ser una bailarina exótica que documentaba esa parte de su vida en Instagram, a incursionar en la sexta temporada del programa del canal VH1 Love & Hip Hop. La serie en cuestión gira en torno a la cotidianidad de las mujeres que trabajan en la industria del hip hop, dominada tradicionalmente por hombres. Allí, ya bajo el nombre de Cardi B, Almanzar vaticinó durante una pelea con otra miembro del elenco lo que sería su futuro a corto plazo: “La persona que se meta conmigo, se va a meter conmigo… para siempre”. En Instagram suma 9.8 millones de seguidores.

Y es que hoy, Cardi B no solo es la figura femenina más importante del género, sino que parece difícil que alguien más logre destronarla. Tras su salida de Love & Hip Hop, vivió un vertiginoso ascenso a la cima de las listas de popularidad con una serie de sencillos, incluyendo el hitazo radial “Bodak Yellow”, que la convirtieron en la primera rapera en casi dos décadas en obtener el lugar número 1 del conteo Billboard Hot 100. La anterior en conseguir tal hazaña fue la icónica excantante del trío Fugees, Lauren Hill, en 1998. “Tengo muchos contratos de televisión sobre la mesa. Lo que la gente no entiende es que la música ocupa mi vida, y no puedo hacer las dos cosas a la vez. Así que me quiero concentrar en lo que es mi pasión, y mi pasión es la música”.
A partir de ese instante, colaboró con algunos de los artistas más importantes en la escena, como lo es G-Eazy (“No Limit”), Migos (“MotorSport”) y Bruno Mars (“Finesse”), que la hicieron romper un récord más. En 2017, sin contar todavía con un disco de estudio propio, Cardi B se convirtió en la primera mujer en la historia en tener cinco sencillos simultáneos en el top 10 de la lista de canciones de R&B y hip hop. Quizá el éxito de Cardi B se deba a que en ningún momento ha negado quién es y de dónde viene. Admira a Madonna y a Lady GaGa. Sus rimas están impregnadas del cinismo con el que presume las diferentes cirugías plásticas que han moldeado su cuerpo. Es una mujer que ondea con altivez la bandera de sus raíces. En sus grabaciones, intercala con fluidez español e inglés, incluso, para celebrar el Dominican Day Parade en su natal Nueva York, lanzó una versión de “Bodak Yellow” junto al dominicano Messiah, totalmente en español. Una de las máximas en la cultura del hip hop es que hagas lo que hagas, lo “mantengas real”, y Cardi B es un vivo ejemplo de ello. Tanto que hasta se mofa de sí misma en la canción “I Do” de su álbum debut Invasion of Privacy, en el que rapea: “Mis pequeños quince minutos están durando tanto como el infierno”.
Quince minutos que ya bajaron a Taylor Swift del primer puesto en la lista de Billboard y la hicieron acreedora al mismo número de nominaciones (nueve en total) que DJ Khaled y Kendrick Lamar en los BET Hip Hop Awards. Nada mal para una bailarina exótica del Bronx que un día participó en un reality show y ahora disfruta las mieles del éxito. Cardi B siempre lo ha tenido bastante claro: lo difícil no es ascender, sino quedarse allí… para siempre. Cardi B se erigió también como la primera mujer de origen dominicano en tocar la cima de la lista de Billboard. “Soy una rapera que canta en inglés, y casi todos en mi familia hablan español, a veces no entienden cual es este fenómeno mío, ni lo que es el hip hop. Quiero que mi familia y mi comunidad estén orgullosos de mi música, pero primero quiero que entiendan bien que es lo que hago y digo”.
Y por si algo faltara, se ha declarado la nueva reina del twerking. Una de las principales características que tiene la rapera, es que la tiene sin cuidado lo que las personas piensen de ella. Sin duda, si hay algo mágico en las redes sociales es cómo algo que nace en una punta del mundo se extiende por todo el planeta y se vuelve viral. Cardi B está arrasando hoy en Internet con todas sus diferentes variantes. La rapera no sabía lo que le esperaba cuando publicó su espontánea foto de niña. El meme solamente término de consolidarla. «Mi personalidad fue lo que hizo que la gente se fijara en mí. Ni siquiera quería ser rapera, porque no tenía manager, no tenía dinero y no quería perder el tiempo. Ni siquiera se me ocurría pensar en mis sueños. Es difícil pensar en cumplir tus sueños cuando tienes tanta responsabilidad. Tus responsabilidades son lo primero. Así que siempre mantuve un objetivo realista. Y al final lo hice, lo logré. Solo hay una Cardi B y dejo mi sello a donde voy”, finaliza satisfecha la nueva reina del rap.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: