cientouno sociedad

Cuidados para la futura mama gato

En este mes queremos celebrar a las futuras mamás gato, que deben hacer de repente una pausa en su actitud curiosa, cuando están a punto de traer a la vida a estos seres que nos deleitan tanto con su ronroneo.

Cuando una gata está embarazada tiene las virtudes físicas para llevar a cabo su gestación por sí misma y sin ningún cuidado en particular; sin embargo, hay formas en las que puedes colaborar para que, durante este proceso, esté más consentida que nunca.

Nuestra experta de Whiskas®, la MVZ Esther Charles te comparte unas recomendaciones que puedes tomar en cuenta para ayudarle a la futura mamá gata.

1. Visita de check up con su veterinario.

Una vez que has detectado su evidente sobrepeso no dudes en llevarla al veterinario para asegurarte, a través de un análisis de sangre, su estado actual de salud. En esa misma consulta, el experto te podrá informar qué tiempo lleva de gestación y la fecha aproximada de nacimiento.

Si se detecta alguna anomalía, seguramente te solicitará un estudio extra e incluso un ultrasonido. Es necesario que lo hagas de inmediato por si hay que actuar de manera urgente. Aún tu gatita tiene la fuerza suficiente para resistir cualquier tratamiento previo.

2. Vigila su alimentación.

Deberás ser más estricto con su alimentación y buscar un alimento que sea proveedor de vitaminas, proteínas y vegetales como los que ofrece la gama Whiskas® que mantendrán a tu gatita, y a sus futuros cachorros, fuertes y sanos durante todo este periodo.

Puedes alternar con un poco de alimento húmedo. Este posee una cantidad importante de agua que, además de proveer de nutrientes esenciales, también colaboran en la hidratación ideal de tu mascota.

Como sea, nunca olvides también tener su recipiente con agua lleno y disponible en todo momento.

3. Deja que tenga su vida normal

Tu gatita seguirá de curiosa por todo el hogar, saltando y trepando por los muebles y obstáculos que hay a su alrededor. No la reprimas, ya que no es peligroso. Al contrario, si la dejas hacer sus actividades con normalidad, ayudarás a mantener su condición física y muscular en forma para el día del parto.

Ella solita irá tomando medidas precautorias y de movilidad conforme vaya avanzando el proceso.

4. Prepara un espacio cálido y cómodo.

Una vez que vaya llegando el día, es necesario que prepares un espacio principalmente cálido y muy acolchonado. Procura que esté arrinconado para no alterar a la nueva mamá con los pasos de tus visitas, el juego de los niños del hogar o algo que ponga en riesgo a los cachorros.

La mamá solita empezará a tomar sus descansos en ese espacio y sabrá que ha sido asignado para ella.

5. El cariño siempre será lo mejor para ella.

Es momento de mimarla más que de costumbre. Ya que, con tu cariño y calidez, tu gata se sentirá fortalecida y lista para cuando el momento llegue. No repares en demostrarle afecto y caricias. Emocionalmente la fortaleces y le haces entender que no está sola en lo que está por venir.

Con estos sencillos consejos estarás listo para recibir más alegría en tu hogar, no sin antes, dejar de resaltar la importancia de ser responsables con el cuidado de nuestras mascotas y su reproducción.

#AlimentaLaCuriosidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: