Héctor Castro Aranda

Deep Purple, los británicos con una larga trayectoria dentro del hard rock. Más de 50 años de rock and roll, base e influencia para muchas agrupaciones. Deep Purple, regreso a México para dar un magnífico recital como semi estelares de la edición de 10 años de Hell and Heaven el 14 de marzo en Foro Pegaso, Toluca, Estados de México. Cerca de 45 mil personas, quedaron anonadas con la presentación de los ingleses. El ingeniero de sonido de la agrupación se ganó un diez al trabajar un perfecto audio y las leyendas en la tarima nos regalaron un espectáculo como hace años no se veía en sus visitas por el país, acercándose a su presentación de 2005, Deep Purple, sonó fuerte, agresivo. Para los que los han visto varias veces, esta presentación fue fuera de serie, ellos se veían felices, interactivos, demostrando que ellos son los  mandatarios. “Highway Star”, el primer tema. La primer fecha de los veteranos en lo que va del año y no sabemos si suspenderán su gira de estadios en el verano en soporte de su nuevo tema, Whoosh!.  Ian Gillan, muy charlista con su público y con una voz más cuidada. En los teclados se encontraba Jordan Rudess de Dream Theater, que disfrutó cada momento del recital. “Pictures of Home”, “Bloodsucker”, “Demon´s Eye”, “Sometimes I Feel Like Screaming”, “Lazy”, “Time for Bedlam”, “Perfect Strangers”, “Space Truckin”, “Smoke on the Water”, “Hush” y cerrar con “Black Night”.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: