David Meléndez

Según cuenta la leyenda, las mejores fresas son de Tapalpa. Y la segunda parte de la leyenda, asevera que las fresas de Tapalpa son las mejores del mundo. Todo lo anterior, verdad absoluta, es gracias a la empresa Driscoll’s.
Dentro del Festival de la Fresa Tapalpa 2020, recibimos la invitación de esta empresa estadounidense que está ubicada en Watsonville, California, la cual fue fundada hace más de cien años y que tiene presencia no solo en Jalisco, sino en Puebla, Tlaxcala, Michoacán y Baja California Norte. Dicha invitación fue para visitar sus campos de cultivo de fresas y constatar en el lugar, las razones por las cuales este fruto rojo por excelencia tiene tanta fama fuera de México. Por otro lado, Driscoll’s maneja el universo de las berries de forma completa. Sí, ya saben, ahí encontramos además de la fresa, al arándano, la zarzamora y la frambuesa.

Antes de conocer un poco los distintos momentos por los que pasan las fresas antes de llegar a la mesa del público en general, estuvieron presentes diversas personalidades, como Aldo Mares Benavides, que es el presidente del Consejo Directivo de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries); Miguel Santillán, director de Operaciones de Driscoll’s en Jalisco. Justo en esa charla informal descubrimos que Jalisco en el 2019 fue líder de producción en arándanos y frambuesas, y que de los más de 350 mil empleos que se lograron de agricultores y jornaleros, nuestro estado acaparó casi 70 mil de esos empleos. Por si fuera poco, Jalisco es segundo lugar en producción de berries, solo detrás de Michoacán.
Pues bien, para ingresar a los invernaderos se debe usar de rigor cubrebocas y malla para el cabello. Además, las manos deben lavarse, quitarse relojes y joyería y evitar en todo momento el uso del celular. Las fresas no están en contacto con la tierra y no se les agrega ningún conservador. Incluso se evitan los neonicotinoides (insecticidas) y existen colmenas cerca de los invernaderos porque, como bien dijo Mares Benavides, “sin abejas no hay producción”. La recolección se hace a mano y ahí mismo se empaqueta para enseguida llevar las fresas a una cámara frigorífica. Después, salen en tiempo récord a más de 35 países de todo el mundo. Incluso a Japón o Medio Oriente no tardan más de dos días en llegar y la vida óptima de las fresas supera los 20 días.
Así que la siguiente vez que vean alguna fresa de la empresa Driscoll’s, tengan la plena confianza que su paladar degustará la mejor del mundo. En Guadalajara pueden encontrarse en Superama, Costco y Sam’s Club. (Comentarios: [email protected]).


 

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: