Héctor Castro Aranda/texto y fotos
Hollywood, pertenece al condado de Los Angeles en California, y comenzó originalmente como un rancho, después poco a poco las empresas de cine que se encontraban en Nueva York y Nueva Jersey, se mudaron a California, debido a los altos cotos de luz de aquella región. Fue en 1913 donde se instaló la primera casa productora, para después florecer un gran mundo de competencia fílmica como lo conocemos hoy en día.
Hollywood, atrae a miles de turistas todos los días, donde ya caminando por sus aceras, puedes ver decenas de indigentes con letreros pidiendo cosas extrañas, gente tirada y malos olores, así como personal encargado de viajes turísticos peleando con otros agentes por llamar tu atención o músicos desesperados tratando que tomes un disco de su material musical, pero fuera de estos inconvenientes, puedes ver en un recorrido de un kilómetro de acera a acera, un sinfín de estrellas con los nombres de las luminarias del cine, televisión y música, plasmados en un brillante azulejo con una estrella de bronce. Ver los antiguos teatros donde siempre hay funciones, ya sea de Disney, producciones de televisión como el show de Jimmy Kimmel, el teatro chino, la sede de la Cientología, Capitol Records, una de las disqueras más importantes a nivel mundial; el Hollywood Bowl, donde hay una gran cartelera de conciertos cada semana; ver las noticias desde el edificio de CNN, ir de compras a las tiendas de ropa que existen en las avenidas principales o comer alimentos en restaurantes como Musso & Frank Grill, The Hungry Cat, Beachwood Café, 54 Twenty, y bares como Foxtail, The Highlands, H. Wood, PlayHouse. Otra gran atractivo son, obviamente, las productoras de cine como los estudios Universal

IMG_5220 IMG_5229  IMG_5265 IMG_5266