Ciento Uno
Es medio día, te encuentras en horas de trabajo, quizá en la oficina o en un espacio cerrado; el calor se vuelve insoportable y tomar agua, aunque aminora la sed, se vuelve aburrido. Por ello, para esta temporada, bebidas como el café frappé es el antojo ideal.
El frappé es una modalidad del café que se caracteriza principalmente por tomarlo helado.
Contiene hielo cubierto de espuma elaborado a partir de aromático instantáneo con algún otro sabor adicional. Forma la base del Ice Cappuccino estadounidense y el frappuccino europeo y, el término proviene del francés frappé, que significa, agitado o helado.
Este café tiene su origen en la Feria Internacional del Comercio de Tesalónica, de 1957. El representante de la compañía Nestlé, Yannis Dritsas, estaba exhibiendo un nuevo producto para niños, una fresca y deliciosa   bebida de chocolate que se preparaba instantáneamente mezclando el cacao con leche para después agitarlo en una coctelera. El empleado de Dritsas, Dimitris Vakondios, estaba buscando una manera de tomar su habitual instantáneo, sin embargo, no encontraba agua caliente así que mezcló café con agua fría en la coctelera
Este experimento improvisado dio origen a la popular bebida, de origen griego y rápidamente, la receta fue extendiéndose por diversos países y hoy es muy común encontrar diferentes versiones del frappé original.

fotografía: baristaproshop.com