Alejandro Monroy, fotos, Héctor Castro, texto.

El Roxy, un lugar ícono de Guadalajara, un teatro de principios de siglo XX, que fue el anfitrión del entretenimiento por años, diferentes usos tuvo, remodelaciones y dueños, fue la casa del cine, del metal, del rock en tu idioma, del arte conceptual, de los artistas emergentes, donde hasta el mismo David Byrne, quedó impactado con el lugar y su historia. Donde Radiohead vino ante pocas personas y que nadie sabría que 15 años después los ingleses serían una banda de estadio. Donde sería una de las últimas presentaciones de Mano Negra.  Perímetro Propiedades y Taller México, anunciaron en 2017 el arranque del proyecto de remodelar el Roxy, que desde el 2006 se encontraba en total abandono. Rebautizado como Sala Roxy, un costoso complejo dedicado al arte y realimentar el Centro Histórico. El 26 de enero se invitó al público en general para presentar la fachada y letrero remodelado del Roxy, sí, el famoso letrero de neón ha sido encendido de nuevo, y presentar en forma el proyecto de la remodelación de las casa de Mezquitán. Cientos de personas se reunieron con nostalgia, deseosos de pisar de nueva cuenta este inmueble.


Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: