El renacimiento cultural que surgió en México en 1920 al concluir la Revolución cambió drásticamente la escena artística no sólo en el propio México sino también en los Estados Unidos. Vida americana: Los muralistas mexicanos rehacen el arte estadounidense, 1925–1945 explorará la profunda influencia que los artistas mexicanos tuvieron sobre el rumbo que tomaría el arte estadounidense. Con aproximadamente 200 obras de sesenta artistas estadounidenses y mexicanos, Vida americana reorienta la historia del arte, reconociendo la amplia y profunda influencia que los
tres grandes muralistas mexicanos —José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros— ejercieron sobre el estilo, la temática y la ideología presentes en el arte estadounidense creado entre 1925 y 1945. Curada por Barbara Haskell, con Marcela Guerrero, curadora asistente; Sarah Humphreville, asistente senior de curaduría; y Alana Hernandez, exasistente de proyectos curatoriales, Vida americana: Los muralistas mexicanos rehacen el arte estadounidense, 1925–1945 se exhibirá al público en el Whitney del 17 de febrero al 17 mayo de 2020, para luego trasladarse al McNay Art Museum de San Antonio, Texas, donde se mostrará del 25 de junio al 4 de octubre de 2020. Al presentar el arte de los muralistas mexicanos junto con el de sus contemporáneos estadounidenses, Vida americana revela el impacto sísmico que tuvo el arte mexicano, particularmente en aquellos que buscaban inspiración y modelos que fueran más allá del modernismo europeo y la Escuela de París. Al tiempo que los artistas estadounidenses y el público se enfrentaban a la Gran
Depresión y a las injusticias económicas que ésta expuso, los artistas mexicanos proporcionaron un modelo convincente con el que retratar temas sociopolíticos relevantes para la vida de las personas, estableciendo así una nueva relación entre el arte y el público. Se expondrán obras tanto de artistas estadounidenses célebres, así como de otros menos conocidos, incluyendo a Thomas Hart Benton, Elizabeth Catlett, Aaron Douglas, Marion Greenwood, William Gropper, Philip Guston, Eitarō Ishigaki, Jacob
Lawrence, Harold Lehman, Fletcher Martin, Isamu Noguchi, Jackson Pollock, Ben Shahn, Thelma Johnson Streat, Charles White y Hale Woodruff. Además de Orozco, Rivera y Siqueiros, se incluye otros artistas mexicanos como Miguel Covarrubias, María Izquierdo, Frida Kahlo, Mardonio Magaña, Alfredo Ramos Martínez y Rufino Tamayo.

Esta exposición histórica presentará obras que no se han exhibido hace décadas en los Estados Unidos. Dos de los estudios que Rivera realizó en 1932 para El hombre en la encrucijada, su infame mural en el Rockefeller Center que sería más tarde destruido, serán recibidos en calidad de préstamo por parte del Museo Anahuacalli de la Ciudad de México. El museo también prestará al Whitney el estudio que Rivera realizó para su serie Retrato de América (c. 1933). El Museo de Arte Carrillo Gil prestará varias obras clave de Orozco y Siqueiros que no se han mostrado nunca o se han exhibido en raras ocasiones en los Estados Unidos, entre ellas, Cristo destruyendo su cruz (1931), Pancho Villa (1931) y Paisaje de picos (1943); así como las obras Intertropical (1946), La resurrección (1946) y Caín en los Estados Unidos (1947) de Siqueiros. Otros préstamos importantes provenientes de México incluyen Nuestra imagen actual (1947) de Siqueiros, obra de la colección permanente del Museo de Arte Moderno; así como Mis sobrinas (1940) de María Izquierdo y Madre proletaria (1929) de Siqueiros, prestadas por el Museo Nacional de Arte. Además, se
recibirán en préstamo dos pinturas del artista Eitarō Ishigaki, nacido en Japón, por parte del Museo de Arte Moderno de Wakayama, Japón.

El Whitney Museum of American Art está ubicado en 99 Gansevoort Street, entre las calles Washington y West, Ciudad de Nueva York. El horario del museo es: lunes, miércoles, jueves y domingo de 10:30 a.m. a 6 p.m.; viernes y sábados de 10:30 a.m. a 10 p.m.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: