Héctor Castro Aranda

Más de 15 años tardo en regresa la agrupación de ciudad de Nueva York a nuestro país, el 28 de febrero se celebró el recital, que prometía estar lleno de nostalgia y éxitos que marcaron a toda una generación. El Palacio de los Deportes en Ciudad de México fue el coloso anfitrión que mostró unas adecuaciones en sus secciones de asientos, el motivo de esto fue que la taquilla no fue la esperada, el aforo se integró para seis mil personas, mismas que ingresaron. 9:15 de la noche, “Damas y caballeros, Foreigner”, al terminar el anunció, enseguida a escena, Thom Gimbel, Jeff Pilson, Michael Bluestein, Bruce Watson, Chris Frazier y Kelly Hansen con “Double Vision”. Ninguno de los mencionados forma parte como fundadores, pero si tienen 30 de los 40 años que tiene el conjunto, excepto Kelly, que fue el sustituto de Lou Gramm en 2004. Un duro golpe para el concierto fue la ausencia de Mick Jones, fundador y compositor de Foreigner, dos días antes de la presentación, anuncio en sus redes sociales que no podría, venir, se le atribuye a temas de salud, su edad supera los 74 años. El concierto de una hora y veinte de duración, mantuvo la esencia de Foreigner, dando una muestra de cómo debe ser un concierto de rock, voces fuertes, guitarrazos  y todos en perfecta forma, los miembros rondan entre los 60 años. “Head Games”, “Cold as Ice”, “Waiting for a Girl Like You”, “That Was Yesterdar”, “Dirty White Boy”, “Feels Like the Firts Time”, “Urgent”. Frazier y Bluestein, improvisaron un solo de batería y teclados, estilo del progresivo de finales de 1970. “Juke Box Hero”, “ I Want to Know What Love Is”, “Hot Blooded”, los temas expuestos. Kelly Hansen, con una excelente voz, que iguala o supera la de Lou Gramm, fue el personaje de la noche, se llevó los aplausos y digno de llevar el estandarte de rockero y rey de la tarima, charlando con el público, la mayoría de sus palabra en un perfecto español.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: