Héctor Castro Aranda

Suena un poco difícil de creer que una banda que se encuentra a dos horas de la frontera con México, Stryper, oriundos de Orange County, California, en toda su carrera, que inicia en 1983, nunca pisaron este país. La propia agrupación argumenta que están conscientes de tener bastantes seguidores mexicanos y que increíblemente todas las fechas que se negociaron en el pasado, algo sucedía, todas las cancelaciones no fueron responsabilidad de Stryper. Pero la deuda se pagó en una gran gira por la República Mexicana con tres fechas. Guadalajara, una ciudad que ama el glam metal, tuvo la oportunidad de ser testigo del debut de los de Orange, County, el 24 de febrero en Teatro Diana. Mil 100 personas presentes, la gran mayoría con las playeras alusivas al logo de Stryper, muchos fans de más de 40 años, con una felicidad que ni ellos sabían que podían expresar.

Con una pequeño extracto del tema “Yahweh” de 2015, a escena de manera estrepitosa los cinco de Stryper, con fuerza, energía, exactitud y la sorprendente voz de Michael Sweet. Sin parar en la gran mayoría del recital, un tema tras otro. “The Valley”, “Sorry”, “Loud N’ Clear”, “Calling On You”, “Free”. Michael Sweet, un gran frontman, conectó de manera inmediata en Teatro Diana. “To Hell with the Devil”, el gran cierre, y un detalle el que Stryper saliera con la bandera mexicana y con mascarás de luchadores. Al finalizar repartieron el Nuevo Testamento.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: