Héctor Castro Aranda

Godsmack es una de las bandas favoritas de metal alternativo que gustaron a principios de los años 2000, provenientes de Lawrence, Massachusetts, Estados Unidos, tienen una carrera de 25 años en su haber. Siendo del país vecino, es difícil pensar que Godsmack jamás pasó por México en sus giras mundiales. Parte de las festividades de Knotfest México el 30 de noviembre en el Deportivo Oceanía, se convirtió en el debut de la agrupación en el país. Fuera del desastre ocurrido ese día, Godsmack, fue el estandarte sano del evento, cerrando uno de los escenarios principales, lamentablemente con todo y su primera visita, la asistencia ante su presentación no supero a más de ocho mil personas. Sully Erna, voz y líder de la banda, a manera profesional junto a sus compañeros, promovieron una gran postal y buen sabor de boca en su primera presentación en México. Erna, se disculpó con sus seguidores por el haber pasado tanto tiempo, pero era una realidad para sus fanáticos. “When Legends Rise”, “1000hp”, “Say My Name”, los primeros temas. “Awake”, “Moon Baby”, “Bulletproof”, “I Stand Alone”, diversos temas interpretados en un total de 14 temas.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: