Los castillos y palacios checos, en su gran mayoría, se mantienen cerrados durante toda la temporada invernal. No obstante, algunas perlas históricas reciben a sus visitantes y dejan sus puertas abiertas todo el año y no es necesario reservar entradas previamente. Se trata de castillos y palacios que se encuentran tanto en cascos urbanos como en pueblos pequeños. Aquí te ofrecemos un resumen de los monumentos más interesantes en toda la República Checa listos para recibirte todo el año.

Castillo de Praga
Uno de los complejos de castillo más grandes del mundo —Castillo de Praga en la foto— no cierra durante el invierno. Podrás visitar, por ejemplo, el Viejo Palacio Real, la basílica de San Jorge, la Galería del Castillo de Praga, así como la Caballeriza Imperial, con exposiciones, o la catedral de San Vito. El horario de visita termina habitualmente a las 16:00.

Castillo Křivoklát
El castillo Křivoklát, en Bohemia Central, servía de residencia representativa de reyes checos y ofrece una serie de valiosas áreas de gótico final. En la biblioteca del castillo hay más de 52.000 tomos, otro espacio interesante es la sala de la tortura con sus respectivos instrumentos y la cárcel donde, entre otros, el alquimista inglés Edward Kelley cumplió 2 años de condena. En la temporada invernal, el castillo abre solo los fines de semana.

Castillo Karlštejn
El majestuoso castillo Karlštejn se extiende cerca de Praga. Fue construido por el Emperador Carlos IV, como una residencia digna para depositar las joyas checas de coronación y colecciones de reliquias sagradas, así como para recibir a visitantes de honor. En invierno (del viernes al domingo) podrás visitar aquí áreas privadas y representativas del Emperador Carlos IV.

Palacio Mníšek pod Brdy
El palacio construido en el estilo clasicista, situado en la ciudad Mníšek pod Brdy, Bohemia Central, servía como residencia aristocrática y fue habitado hasta la mitad del siglo XX. Los interiores del palacio ofrecen este tipo de ambiente peculiar. Durante la visita guiada pasarás por las salas de representación y habitaciones privadas de los últimos propietarios. ¿En qué tiempo es mejor venir de visita? Lo mejor es un fin de semana. No es necesario reservar, a no ser que sean más de 5 personas.

Palacio Dobříš
Los espléndidos interiores del castillo Dobříš, en Bohemia Central, no defraudarán a los amantes de la historia y el arte. La exposición de palacio ofrece 11 habitaciones en el estilo de rococó y clasicismo. Hasta hoy, el palacio es propiedad de la familia Colloredo-Mansfeld y se puede visitar todos los días menos los lunes. Abre todo el año, además podrás hospedarte en el hotel de palacio.

Castillo Loket
El castillo gótico Loket, sito en Bohemia del Oeste, cerca de Karlovy Vary, es uno de los castillos más bellos en la República Checa. Fue construido en una roca alta que se yergue sobre el río Ohře. El río fluye alrededor de la roca, por sus tres lados. El Emperador Carlos IV visitaba este lugar frecuentemente, por primera vez estuvo aquí encarcelado, con una edad de tan solo 3 años. La reina entre las singulares exposiciones de castillo es la enorme colección de porcelana o la colección de armas históricas. Aquí podrás ver un meteorito que cayó en Loket en el año 1422. En la temporada invernal, el castillo abre todos los días hasta las 16:00.

Castillo Rožmberk
El castillo medieval Rožmberk, en Bohemia del Sur, se yergue en una roca encima del río Moldava y representa un complejo extenso. En el circuito de visita invernal entrarás a las habitaciones privadas de la familia condal de los Buquoys; los últimos propietarios del castillo. Las visitas invernales se efectúan de martes a viernes, a las 11.00 y a las 13.00.

Palacio Hluboká nad Vltavou
El palacio romántico Hluboká nad Vltavou, en Bohemia del Sur, pertenece entre los castillos más bellos en la República Checa. En el circuito de invierno pasarás por las suites privadas de las últimas generaciones de los Schwarzenberg, entre otras visitarás el comedor de cazadores, la sala de preparación de la comida, el piso del último propietario del palacio, el Dr. Adolf Schwarzenberg. El palacio cuenta con una reliquia técnica: el elevador personal y el de carga. El palacio Hluboká abre también en invierno, todos los días excepto los lunes.

Český Krumlov
Si por casualidad se te ocurre visitar en invierno Český Krumlov, en Bohemia del Sur, verás el palacio cerrado. ¡No te pongas triste por eso! En el invierno podrás visitar el Museo de castillo en el área del palacio y así trasladarte a la era de los aristócratas de Krumlov, Rožmberk y de otras personalidades importantes de la nobleza que residían en la ciudad al paso de los siglos. Aquí podrás admirar retratos de aristócratas, escrituras importantes y también tales curiosidades como, por ejemplo, la bandera funeral de Jan Kristián de Eggenberg. Te encantarán las vistas, aún desconocidas, desde la torre del palacio, a la ciudad Český Krumlov. El horario de visita es igual, todos los días excepto los lunes.

Palacio Lednice
El palacio en Lednice, en Moravia del Sur, es uno de los monumentos más visitados en República Checa. Era la residencia veraniega representativa de la familia principesca de los Lichtenstein. El palacio es parte del área de Lednice y Valtice que está registrado en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO. En la temporada de invierno abre los fines de semana, excepto el mes de enero. ¿Qué se puede ver aquí durante las visitas invernales? Salas de representación en la planta baja del palacio, con sus techos ornamentados, revestimiento de paredes con madera y un precioso mobiliario que no tiene equivalente en Europa. Estos espacios se utilizaban para organizar eventos sociales, fiestas y bailes de gala de la nobleza europea.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: