Héctor Castro Aranda
cientounorevista.com
Estamos viviendo un tiempo en que las cantantes están sumergidas en música demasiado plástica y comprimida, con harto abuso de hip hop o trap, temas que envejecerán muy rápido en poco tiempo y en los que no se puede diferenciar quién está cantando.
Kali Uchis entrega una suavidad de sonidos dentro del soul, funk, con un toque muy bien formado de pop original, sus colaboraciones le han valido un espacio en la industria de la música a esta joven colombiana de tan solo 24 años.
Nació en Pereira, Colombia. A la edad de doce años, su familia decide emigrar a Alexandria, Virginia, Estados Unidos. Uchis escribe y produce la mayoría de su propia música. Sus primeros pasos fueron a temprana edad cuando creció en el sistema escolar de Alexandria, culminando sus estudios en el T. C. Williams High School, tocaba el saxofón y el piano en la adolescencia. En 2013 auto publicó su mixtape llamado Drunken Babble, en el que a través de 17 canciones mostró su voz y su talento como compositora y músico. Además ha sido portada de las revistas Nylon en Español y LA Weekly. Musicalizó la campaña de expectativa de la sexta temporada de la aclamada serie American Horror Story.
Por el sentimiento que aflora en la interpretación de su música, Kali ha hecho colaboraciones con íconos de la música, como el rapero Snoop Dogg.

Karly Marina Loaiza, su nombre de pila, le llegó el éxito mundial cuando Damon Albarn de Gorillaz, decide enlistarla para su disco Humanz, en la que interpreta el tema “She’s My Collar”, pero la cosa no solo quedó ahí, sino que Gorillaz se la llevó de gira y la presentó en los más grandes festivales del mundo, arenas y estadios. Desde la salida de su mixtape Drunken Babble y su posterior EP “Por vida”, que contenía los exitosos “Know What I Want”, “Lottery” y “Loner”, logró captar la atención de artistas como Lana Del Rey, Diplo y Tyler and the Creator.  Su voz y su estilo ha sido comparado al de Amy Winehouse y Sade.
Isolation, es la primera producción de larga duración, se podría concebir como el debut por la puerta grande de Kali Uchis, que vio la luz este 2018, y viene a decir que no hay género que quede fuera del alcance en su disco debut, con soul, jazz, funk, psicodelia y ritmos latinos, el disco fluye naturalmente por una colección de invitados y sonidos diversos, que en ningún momento opacan el implacable protagonismo de Kali. Ahora en esta producción Damon Albarn fue el invitado que sin pensarlo participó.
Uno de los grandes aciertos del respeto y admiración del funk por parte de Uchis, fue la gran colaboración con la leyenda del funk, Bootsy Collins, quien fue el bajista de James Brown y fundador de Parliament Funkadelic junto a George Clinton. En este disco también hay colaboración con la agrupación Tame Impala; las colaboraciones latinas no se hacen a un lado, el año pasado tuvo una intervención con su compatriota Juanes con el tema “El ratico”, que fue nominada al premio Grammy.
A los 17 años de edad, la colombiana Kali Uchis vivía en un coche aparcado en Virginia, Estados Unidos. Quería ser directora de cine. Ponerse tras las cámaras. Dirigir películas que, de tener el pulso sincronizado con su música, bien podrían competir con Cara cortada, actuada por Al Pacino, dirigida por Brian De Palma. Aquella historia, el auge y la caída de un inmigrante cubano que acaba convertido en narco de altos vuelos, se refracta en el segundo track de Isolation. “¿Por qué querría ser Kim?”, se pregunta (en inglés) la Uchis de Miami. “En tierra de palmeras y oportunidades, podría ser Kanye”. El Tony Montana de Cara cortada, cayó al violar la primera regla del negocio: “No consumas lo mismo que vendes”. Pero la compañera de Kali en Miami, advierte de que ese escenario no está sobre la mesa: “How we live la vida loca”, recita BIA, “me llamo perico pero no me gusta coca”.
No, ese escenario no está sobre la mesa, porque en Isolation no hay caída, solo auge. El álbum sube, sube, sube, como el zeppelin que sirvió de epifanía a Tony Montana. En el globo, una leyenda. El mundo es tuyo. O, en este caso, suyo, de Kali Uchis. (Comentarios: hectorcastro@cientounorevista.com).

 

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: