Atemporales, brillantes, vanguardistas, cuidadosos de cada detalle, el dúo electrónico The Chemical Brothers de Manchester, Inglaterra. Con una brillante carrera de 27 años al mando de Tom Rowlands y Ed Simons, conquistaron el globo, han tocado en prácticamente todas las capitales y ciudades importantes, además de festivales: Woodstock, Coachella, Glastonbury, Creamfields, por mencionar algunos. Su único y distintivo sonido que es prácticamente una mezcla entre rock, trip hop, house, power beat, electro, gustó a toda una generación en los años 1990 y la primera década del nuevo milenio, a pesar de la competencia dentro de los gustos electrónicos.
The Chemical Brothers siempre han estado por encima de las modas, considerados por unos como banda de culto, y por otro como algo fuera de todos los parámetros establecidos. Los hermanos químicos, como suelen llamarlos algunos de sus seguidores, se han ganado el respeto de la comunidad musical en general por sus puestas en escena, las que desde sus inicios fueron espectáculos y al pasar del tiempo, con el privilegio de la tecnología, han hecho de estos conciertos una experiencia audiovisual única en su tipo, pero no solo es eso, es uno de los pocos conjuntos electrónicos que crean su música en vivo en su totalidad, enormes sintetizadores perfectamente acomodados por el escenario, procesadores y monitores, con demasiados canales, plugs, en pocas palabras, mucho software y hardware que te produce ese gusto de poder observar a los ganadores del Grammy con una enorme pantalla de efectos tridimensionales.  Born in the Echoes, de 2015, fue motivo de una pequeña gira internacional que no tuvo en vivo a Ed Simons y que ahora regresa a las giras de las que se alejó debido a unos estudios que tenía que concluir como psicoanalista. En entrevista, afirma que “quería acabar mis estudios de psicoterapia. Lo había estado posponiendo durante ocho años y era algo importante para mí. Podría haber tratado de combinar la música con los estudios, pero tenía que hacer trabajos bastante densos. Tras acabar el último disco me pareció el momento más adecuado para centrarme en ello de nuevo. The Chemical Brothers, tras presentarse como uno de los actos estelares en el festival Corona Capital de Ciudad de México, ante 80 mil personas, decidieron dar una sorpresa al anunciar su novena entrega de estudio, No Geography, un material que es una joya musical, perfectamente construida y perfecta para nuestra época. The Chemical Brothers, hará lo mismo con la versión de Corona Capital en Guadalajara, siendo uno de los estelares y donde prometen tener una audiencia de más de 40 mil personas el próximo 11 de mayo. Venta de boletos por Ticketmaster y en taquilla móvil de Plaza Galerías Guadalajara.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: