La fabricación del antiguo barco trasatlántico Queen Mary, fue en el año 1930,  por el Astillero John Brown and Company, Clydebank, Escocia, con registro en Liverpool, botado en 1934, y su viaje de inauguración el 27 de mayo de 1936. Operó de 1936 al año 1950. En aquellos años, el Queen Mary resultó ser criticado por su diseño exterior ya que era muy tradicional en comparación a su rival francés el SS Normandie, ya que éste poseía una proa que exhibía líneas redondeadas y muy modernas. Todo, a excepción de su popa, hacía parecer al Queen Mary solo como una versión más grande de sus antecesores de Cunard. Pero, a pesar de estas críticas, demostró ser más popular que su rival.
Esta enorme embarcación fue el trasatlántico de guerra más rápido del mundo, la imponente nave de 311 m de eslora y 36,14 m de manga desplazaba un total de 81.237 toneladas de registro bruto, y era propulsada por 16 turbinas de vapor que generaban 160 mil caballos de potencia en sus cuatro ejes, lo que le proporcionaba una velocidad de 30 nudos. La nave contaba con 776 camarotes de primera clase, 784 de clase turista y 579 de tercera clase; junto a su hermana el Queen Elizabeth, fueron trasatlánticos utilizados para el transporte de tropas durante la Segunda Guerra Mundial. Sus altas velocidades les permitieron escapar de los submarinos alemanes, se dice que Hitler llegó a ofrecer recompensa por su hundimiento.
Esta leyenda de los mares, fue retirado de actividad por los años 1960. Hoy está convertido en un lujoso, interesante y atractivo hotel y museo.
En 1967 la ciudad de Long Beach, California, adquirió el Queen Mary para evitar que fuera desmantelado, convirtiéndolo en centro de conferencias, hotel y museo, el cual puedes visitar sin estar hospedado. Este hermoso barco-hotel, se encuentra a flote, ha sido inspiración y considerado en películas como Pearl Harbor y Titanic.

Excelente hotel de 315 habitaciones, algunos huéspedes lo refieren categoría 5 estrellas, otros lo colocan en 4 estrellas; entre las que se incluyen algunas suites, muchas de ellas, camarotes que respetan su diseño de origen, pero con modernas amenidades, camas con colchón de sistema pillow top, todo con servicios de clase mundial, cuenta con tres restaurantes, destacando el Sir Winston’s; tres cafeterías, periódico gratis en vestíbulo, Wi Fi gratis, televisión vía satélite, aire acondicionado, vistas inolvidables a las playas de Long Beach; un cuarto para dos personas se puede conseguir desde 130 dólares por noche para dos personas, aproximadamente; hay visitas al museo, ofrece tours históricos, tiendas, centro de ejercicios, 14 salones empresariales e incluso atracciones paranormales, justo lo que a los adolescentes roba atención.
Se dice que hay apariciones de fantasmas a bordo, un marinero muerto en el cuarto de máquinas, unos niños ahogados en la piscina y una misteriosa mujer de blanco.
El Queen Mary, es un hotel único en el sur de California, con acabados de madera de los años 1930 y detalles de Art Deco, ofrece una vista al pasado de la personalidad de los viajeros de la época; una estancia en él sería una experiencia única amigos y lectores de Revista Ciento Uno.

Hotel Queen Mary, 1126 Queen’s Highway, Long Beach California, 90802 US. A 1.7 Km del Centro. Informes: 001 562) 435 35 11
www.queenmary.com