Gastronomía

Libertad 1698, restaurantito internacional sin pretensiones

Written by HectorAra

José Rodolfo Castro
cientounorevista.com
Lo que más buscamos, es que sea un lugar cálido, por las noches se pone muy bonito, es un lugarcito en la calle Libertad que está muy rico, es más como un restaurantito internacional, sin pretensiones. Palabras del uruguayo Jorge Boga, propietario del lugar que no tiene nombre, pero localizado en una de las avenidas más hermosas de Guadalajara.
“No tenemos nombre, porque se lo quitamos. Es un lugar que nace como un restaurante Savora; nos separamos del grupo de La Matera.
En el letrero, apareció una noche, hace unos seis meses, un graffiti, me gustó y lo dejé, pero no dice nada. El lugar es Libertad 1698.
–¿Así se llama?
–No, pero es la dirección más justa porque no se puede perder nadie.
Para Boga, esto es la puntita de un iceberg “de una de las familias gastronómicas más profesionales y más serias, y sobre todo de entre la comida que a mi en lo personal me gusta, en mis casi sesenta años de edad, es la de los Malazzo, quienes iniciaron en Ciudad de México con el restaurante Rincón Argentino. Juan Carlos, quien aquí en representación de sus papás, son La Matera, esto (señala Boga a su restaurante) es una consecuencia de eso, somos muy amigos desde hace treinta años, somos como familia, aprendí mucho de ellos, son muy profesionales”.
El 22 de enero de 2013 abrió como Savora de avenida Libertad “y casi finalizando el año convenimos separarnos y ahí fue cuando todo funcionó mejor. A Juan Carlos Malazzo (argentino) le compro el pan, empanadas, postres”.

En el restaurante destacan sus sillas y mesas de madera “son con las que se abrió el restaurante La Matera hace diecisés años; otras son de Savora (Terranova) que abrió hace diez años; abrimos aquí con lo que sobró de los otros restaurantes. Es un lugar tranquilo, con algunos colores vivos, lo traté de agrandar con color blanco (en los muros), porque es pequeño”.
De su cocina explicó que es descendencia de un restaurante argentino, “pero un restaurante argentino y uno uruguayo, tienen el mismo contexto; para mí los argentinos son más sutiles y refinan más, por ejemplo, los embutidos argentinos son increíbles; Uruguay es como más casero. En este restaurante tenemos especiales que existen en ambos países”. En la carta “salmón, pulpo a la parrilla. Comida rápida, pepitos, que así inició el Savora; hamburguesas, empanadas. Tengo cuatro pastas muy ricas; espagueti primavera, con vegetales sarteneados, aceitunas negras, alcaparras, pimientitos, aceite de oliva, riquísimo, muy fresco, muy simple; ensaladas, cortes”.
El pepito es uno de los platillos más vendidos aquí: de milanesa de res $90, de vacío $105. Pizza grande $100; chica $70.
Vino tinto, Monteviña, es mexicano, copa $59, “a la gente le encanta”; Cono Sur, chileno, copa $75; Brisa, chileno, copa $65; Santa Digna, chileno, copa $85.
Cerveza Grupo Modelo $32. Cerveza artesanal, Siete Mares, La Loba, “pero las voy rotando, todas son muy ricas”. Café americano $30.
Recuerda: “La idea de los Savora, la inició Juan Carlos Malazzo, mi querido hermano del alma, dueño de La Matera. Un día me propuso, ‘qué tal si hacemos los pepitos’, los hicimos y tuvimos mucho éxito en el Savora de Terranova que nació hace diez años, el 14 de octubre de 2006.
–¿Tradición gastronómica?
–De mi mamita querida, que va a cumplir 90 años el 22 de agosto, es libanesa. Eramos una familia de cinco hermanos, mi papá, arquitecto, trabajó toda la vida para educarnos y alimentarnos divino y mi mamá cocinó delicioso. Me parece que en casa afiné el paladar y en México aprendí a comer; en Uruguay no te salía de una empanada, el corte, la milanesa, que sigue siendo mi plato preferido, me gusta toda la comida, pero debe ser porque era lo que más me gustaba en mi casa, la milanesa de res con puré de papa, tan simple como eso; si me dijeran que me tengo que morir comiendo solo un platillo, la milanesa. Reconozco que la parte culinaria, un poco más extravagante, saliéndonos de las pizzas y los cortes, la aprendí en México, y sobre todo con Juan Carlos Malazzo, quien es un gran cocinero, pero sabe comer, no todos los cocineros saben comer, esa es la diferencia”.

Libertad 1698, colonia Americana. Teléfono 3825-4951. Abierto de lunes a domingo de 1 de la tarde a 12 de la noche, se pueden quedar los clientes hasta la 1 de la mañana, “y se puede venir con perros”. Aforo 40 personas. Música cálida.

IMG_5948 IMG_5955 IMG_5951

About the author

HectorAra

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: