José Rodolfo Castro
cientounorevista.com
Disfrutar de un helado es momento delicioso, sensación que se transforma en intensa y agradable con la creación de sabores, originalidad que lo hace diferente. Un gusto que aumenta su disfrute con el escenario, el servicio y las cualidades de la colonia Americana, es Piccolo gelatoteca e dolci, postres, helados, baguettes, concepto de sus socios y directores, Jorge Chacón y Rafael Murillo, quienes lo inauguraron en febrero.
“Piccolo es helado con postres. Desde que trabajamos la idea de abrir el lugar, tratamos de que fuera algo rústico, sencillo; basándonos en que todo lo que se vende, se hace aquí, helados, postres, panes, sándwiches, bagels”.
Explican Jorge y Rafael, que trabajan para que los sabores que presentan sean originales, “no comunes, que se salgan de lo cotidiano”. Son creaciones que revelan inventiva, “se escucharán locos, pero son sabores novedosos. Los postres son originales, como los brownies, galletas, pero con cierta influencia con helados y postres, como los cupcake, con sabores igual en el helado que en el cupcake. De los sabores, tenemos el de bombón quemado, el de palomitas, pulparindo, Ferrero, vainilla con jengibre. Helado sencillo en $35; doble en $60”.
Los sándwiches y bagels están entre $38 y $50 “dependiendo la combinación”.
Piccolo, el lugar es pequeño, para diez comensales “de ahí el nombre, y también por uno de los productos que tenemos, el helado tipo italiano gelato”.
Escenario integral, punto que despierta interés y agrado, con decoración que va con el concepto, “en una de las paredes está el mural de la artista jalisciense Judith Hernández, está decorado con unos platos con los ingredientes para los helados y postres”.
Mesa en la terraza para tomar un helado gelato o descubrir un helado de reciente creación, momentos para celebrar con la familia, con las amistades, para vivir la colonia Americana, casonas de fines del siglo XIX y principio del XX, aún varias conservadas, las que a través de su arquitectura, hablan de la historia, de la sociedad de Guadalajara de esa época. Y si no es helado, un refresco, un sándwich, o un café americano $20, expreso $25, capuchino $30, frapuchino $39, en un ambiente con música de catálogo.
Los propietarios son egresados de la carrera en gastronomía. En sus registros tienen anotados diez años de experiencia, en los que trabajaron en otras tantas empresas de esta industria.
Piccolo gelatoteca e dolci, Pedro Moreno 1162. Abierto lunes de 8 de la mañana a 4 de la tarde. Martes a viernes de 8 de la mañana a 8:30 de la noche. Sábado de 12 del día a 8:30 de la noche. Domingo de 11 de la mañana a 6 de la tarde. Teléfono: 33 1070-1358.
Facebook/piccolo