El profesor alemán Bernhard Pörksen, uno de los más prestigiosos analistas de medios de comunicación europeos, además de profesor de periodismo y autor de más de una veintena de libros, algunos de ellos traducidos al español, considera que los medios impresos son necesarios para poder salir de la burbuja de filtro y encontrarse con “noticias inesperadas”.

En una entrevista concedida al Reutlinger General-Anzeiger, el profesor Pörksen indica que el medio impreso todavía tiene una ventaja decisiva porque “proporciona la sorpresa, la posibilidad de encontrarse con algo que ni siquiera se buscaba. El periódico impreso es un paquete de contenidos elaborados por periodistas, que se arroja temprano sobre las mesas de desayuno. Y en este paquete te encuentras con muchas historias que no interesan a todos, ya sea en lo local, en los deportes, en la economía, en la política. Pero en cualquier caso te encuentras con algo que no esperabas. Y así, te ofrece diferentes perspectivas, diferentes ambientes, que están interconectados. Considero que en estos momentos eso es existencialmente necesario”.

Según Pörsken, la situación que atraviesa la industria de los medios es muy preocupante, porque afecta a los dos lados del negocio: Hay una crisis de modelo de negocio, de financiación de los periódicos. Y hay una crisis de confianza en partes de la sociedad. “Muchas personas ya no confían en los medios de comunicación,y los periodistas son atacados, amenazados. Por lo tanto, un pronóstico futuro es difícil”.

Apostar por la información de cercanía
Pörsken, sin embargo, cree que la situación podría ir mejorando, pero de manera muy lenta, y sabiendo que la batalla de la realidad no se ganará en la red. Y en esa evolución debe apostarse por elementos como la información local, la información de cercanía. “Las noticias sobre todo lo que rodea a una persona son un valor en sí mismo, porque somos seres cercanos, fascinados por lo que nos rodea. En momentos en que estamos experimentando una creciente polarización, el periódico regional es importante para mantener la conversación sobre la ciudad. Sin embargo, la pregunta sigue siendo: ¿Hay suficiente tiempo e ingenio para resolver la crisis de ingresos? ¿Es posible encontrar un modelo de negocio en la era digital?”

Pörsken, en el caso del periódico impreso, sostiene que es necesario que se concedan ayudas a los medios, por ejemplo, con respecto a los gastos de envío, y que deben buscarse soluciones para que los jóvenes puedan acceder a información de calidad, la que cuesta dinero hacer, y no sólo a la gratuita. “Los periódicos son caros. Si desea leer varios periódicos, hay sumas que los jóvenes no pueden pagar”.

Poerksen considera que es importante enfatizar el valor del periodismo para la sociedad y la convivencia democrática y que ese es un camino importante hacia la alfabetización mediática. “Necesitamos un periodismo que se abra, que hable a la audiencia a la altura de los ojos, busque el diálogo, haga que las reglas del juego sean transparentes para su propia industria”.

Comentários no Facebook

A %d blogueros les gusta esto: